domingo, 11 de octubre de 2015

LA HERENCIA ENVENENADA DEL PARTIDO POPULAR I



La actuación del Partido Popular a lo largo de casi dos décadas al frente de la Generalitat Valenciana,  gestionando los intereses del Pueblo Valenciano,  pasará a la historia como uno de los períodos más nefastos en casi todos los órdenes, habiéndonos traído a la desastrosa situación que vivimos. Esta carrera de errores, manipulaciones y traición se inicia en las elecciones de 1.996 en las que el presidente Aznar solo obtiene la mayoria relativa y como necesita mas poder, pacta con Pujol que  le apoye a cambio de ceder  al pancatalanismo expansionista la facultad de manipular a su antojo la lengua valenciana. Así, como si los valencianos fuéramos una mercancía cualquiera, sin importarle un ardite, ordena a nuestro presidente, un cartagenero recriado en el Reino pero sin un ápice de conocimiento de nuestra historia, cultura, lengua,  y mucho menos de sentimiento de valencianidad, Eduardo Zaplana, que hable con el capitoste catalán y  acuerde   el “arreglo”.

Con toda frialdad, en la clandestinidad mas absoluta y en el propio terreno del enemigo,  (en el Mas  Calbó, entre Reus y Salou),  sin el menor respeto a la   identidad y patrimonio de la sociedad que preside y de espaldas a la misma,  firma la entrega a Pujol de un paquete, mezcla de lengua y cultura valencianas, que acarreará las peores consecuencias. En efecto, conseguido este gran triunfo ya tiene mas poder el presidente Aznar. Gracias a la entrega de uno de los componentes más valiosos del patrimonio valenciano, su lengua, puede disfrutar y campar a sus anchas por la politica. Una actuación  brillante y sobre todo democrática, digna de un gran político y sobre todo de un gran patriota español porque con ella está  ayudando al expansionismo catalán que acabaría por quererlo todo, como hoy se está demostrando.

 De esta manera, con el desprecio mas absoluto hacia el Pueblo Valenciano, Aznar, Zaplana y el ayudante González Pons, deciden dictar y crear algo  en lo que soñaban los catalanistas : la “unidad” de la lengua. Así, porque les apetece,  este trío de “filólogos”, como si estuvieran negociando en una cafetería, regalan lo que no les pertenece. Rápidamente, porque Pujol exige el cumplimiento de lo pactado, se monta un esperpento: la Academia Valenciana de la Lengua, que muy aprisa se rellena de catalanistas que van a hacer su agosto. En Barcelona no se lo pueden creer: los propios valencianos les ofrecen la oportunidad soñada y en consecuencia entran a saco en el campo lingüístico y también en el literario.
 
Pero las cosas no van tan bien porque aparecen los primeros recelos y una protesta – todavía débil – que entorpece el tranquilo desarrollo del proceso de catalanización. Ante este peligro el Partido Popular decide tomas las medidas pertinentes y con  la colaboración de otra cúpula catalanista, los dirigentes del PSOE valenciano, culmina su traición fortaleciendo la academia catalanizadora modificando el Estatuto de Autonomía para introducirla en el mismo. Esta segunda actuación  fríamente calculada para blindar la A.V.L., ya con el presidente Camps y a plena conciencia de lo que hace,  manifiesta una clara  y  decidida voluntad de tirar por la borda  la lengua valenciana con  su Siglo de Oro, o mas bien, de insertárla en la cultura catalana, es decir, la voluntad de trabajar para Cataluña y no para Valencia.  Esta intención, digna de un “Bellido Dolfos” en las puertas de Zamora, se pone escandalosamente de relieve cuando estos dos partidos  proceden a realizar lo mas insólito: dejar de lado como si no existieran a las dos instituciones centenarias dedicadas a la lengua y cultura valencianas, “ Lo Rat Penat” y la Real Academia de Cultura Valenciana…

Con esta operación de prestidigitación que deja perpleja a la sociedad valenciana – no conocedora aún de lo tramado y por consiguiente de la profundidad y gravedad de los hechos - el Partido Popular abre la caja de los truenos y  asume la responsabilidad de los problemas y enfrentamientos que en adelante va a tener que sufrir el Pueblo Valenciano.

10 de octubre de 2015-10-11

Publicado por: Boletin Junts front l'Avll.