domingo, 11 de marzo de 2012

DENOMINACIÓN DE LA LENGUA VALENCIANA DEL SIGLO XIII AL XVI (y VII)



Extraido de: www.peroquemeestascontando.es

En una obra hagiográfica, como es "Vida de Sant Vicent Ferrer", se afirma en la dedicatoria a Na Civera d'Alpont, en la edición de 1510: "me prega que yo volgues pendre treball de traduhir de latí a valenciana lengua de aques glorios sanct la historia".
 Fray Tomas de Vesach, dominico nacido en Valencia, nos dejó su testimonio en alguna de sus obras, por ejemplo en "Vida de la seraphica sancta Catherina de Sena" de 1511, escribe: "la he feta emprenptar en nostra llengua valenciana, segons lo meu modo comu de parlar".
 En una rúbrica del Cancionero General de Hernando del Castillo, en 1514, se recogen algunas poesías de los escritores valencianos Vicente Ferrandis y Narcís Vinyoles, señalando al citarlas: "Obres de Vicent Ferrandis en llengua valenciana", "obra -pensant en vos- de Vinyoles en lengua valenciana".

 Los ejemplos de denominación de nuestra lengua valenciana, cuando provienen de escritores de origen catalán son muy esclarecedores. Aparte de caso de Frances c Eiximenis, tenemos también a tortosí Jeroni Amiguet, que regentó la Cátedra de gramática de la Universidad de Valencia. Redactó en 1502 la obra "Sinonima variationum sententiarum" especie de diccionario de frases en latín y valenciano. Este tratado es un testimonio estimable para nuestro caso, en donde se puede leer: "eleganti stilo constructa ex italico sermone in valentinum per Hieronimum Amiguetum".
Otro catalán más que reflejó en sus obras el idioma valenciano fue Joannes Bonlabi, tarraconense, traductor de la obra de Ramon Lluch "Blanquerna", en cuya portada de la edición de 1521 leemos: "Traduit y corregit ara novament dels primers originals y estampat en llengua valenciana", exactamente la misma frase se repite en su otra obra "Libre d'oracions y comtemplacions": "...estampat en llengua valenciana".
 El erudito Pere Antoni Beuter, primer cronista que escribió la Historia General del Reino de Valencia, nos dice en la primera parte de esta Cronica general de 1546: "Imprimiose pues en lengua valenciana, como yo lo compuse, y pienso que hizo algun provecho en nuestra tierra".
 Tambien se registra esa diferencia entre valenciano y catalán, en una traducción de la obra "Vita Christi del seraphich doctos Bonaventura", de 1552, hecha por un monje del monasterio de Monserrat, en la que dice: "Me desliberat arromancar lo present libre, puix veig que fins aci, en nostra cathalana lengua no es esta transladada y acabat que lo Cartuxa se tropia entre nosaltres en lengua valenciana, que es a la nostra prou conforme". Es decir, aunque le parecen las dos lengua similares, las catalogas como distintas .
 Tambien tenemos el testimonio del aragonés Joan Llorenc Palmireno, nacido en Alcañiz y que fue catedratico de griego, oratoria y gramática de la Universidad de valencia. Gran latinista y estudioso de las lenguas romances, nos dejó en la "Primera parte del Vocabulario del Humanista", redactada en castellano, una alusión directa a la lengua de los valencianos, en su edición de 1569 se lee: "Y aunque esso no fuesse, basta ver si no halla vocablo con que arromançar una cosa en castellano, pongala en Valenciano, Italiano o Frances o Portugues".
 Rafael Marti de Viciana, nació en Burriana en 1502, excelente y clásico historiador, compuso una "Chronica de la inclita y coronada Ciudad de Valencia", sin embargo, donde manifiesta claramente su conciencia idiomática es en la obra "Libro de alabanças de las lenguas Hebrea, Griega, Latina, Castellana y Valenciana" escrita en 1574, en cuya dedicatoria, pide perdón a los "Jurats": "suplicandoles me perdonen por haber vertido esta obra de valenciana en castellana", "Los pies de su madre legitima lengua latina, anteponiendola por singular procedencia a todas las otras lenguas que pretender tener parte de la lengua latina,como a tercero viviendo la causa la lengua valenciana, puede pedir su justicia", "la lengua valenciana que es hija y factura de la latina por derecha linea y propagacion".
 Otro claro ejemplo, es el catalán de Girona, Onofre Pou, el cual, escribe en su tratado "Thesaurus puerilis" de 1575: "ubi quae de rebus domesticis latine scire oportet un Valentinorum et Gotholarum gratiam, praeposita vulgari lingua". También, en la edicion de 1580 el autor constata las diferencias entre ambas lenguas: "En lo present libre se contenen vocables curiosos de moltes y diverses coses...Esta primer lo vulgar en llengua Cathalana y Valenciana y despres en llatí". Es una especie de diccionario entre las lenguas romances y la lengua origen, el latín.
 Para poner de manifiesto la contraposición entre lengua culta (latín) y lengua popular (valenciano), valga la cita contenida en el capítulo que versa "Dels notaris" de la obra "Institucions dels Furs y privilegis del Regne de Valencia", de Pere jeroni Taracona, escrito en 1580: "Y facen los actes en romanç o en llati, si en llati le feran demanants". Además de registrar la dicotomía latín-romanç, se señala la preferencia por la utilización del romanç en las actas, sólo en latín si se produce el deseo expreso del interesado.
 La persistencia de un sentimiento lingüístico nitidamente valenciano, no fue óbice para que en ocasiones, aparezcan algunos testimonios que recogen el calificativo de "catala, lemosi o lemosina", para aludir a la lengua valenciana. Estas confusiones son lógicas y generalizadas entre todas las lenguas romances, ya que todas ellas estaban en periodo de formación.
Sin embargo, de la relación de textos documentados se extrae que mayoritariamente los valencianos de los siglos XIII al XVI, no dudaban en adoptar la denominación específica de "valenciana" bajo expresiones idiomáticas propias, constatada por autores y textos de variable procedencia y temática. El siglo XV, nada menos que el Siglo de Oro de las letras valencianas, por lo menos, en eso si estan de acuerdo catalanistas y catalanes, fue el siglo de mayor esplendor literario de la historia del Reino de Valencia, y los escritores medievales le llamaron "Lengua Valenciana".
De la utilizacion preferencial del "romanç" para los siglos XIII y XIV, se pasa a "valenciana" en el siglo XV. Esta sustitucion terminológica, supone la confirmación específica de la voluntad expresa por remarcar la identidad de la conciencia idiomática valenciana, evidenciando el singular nacionalismo medieval en materia lingüística.
Desde el siglo XVI hasta nuestros dias, nadie dudaba en denominar a nuestra lengua "Lengua Valenciana", aunque es a partir del siglo XVII cuando el uso de la lengua valenciana decae, incluso en el XVIII pasa a ser lengua de segunda por el Decreto de Nueva Planta de Felipe V, cuyo decreto también anulaba los Fueros, dandole desde entonces preponderancia al castellano. Los autores y usuarios valencianos siguieron utilizándola, nadie la denominó nunca catalana, y pocos lemosina. Se acentuó el bilingüísmo e incluso hubo algunas prohibiciones sobre el uso de la lengua valenciana, sin conseguir estas normas y las modas castellanizantes acabar con su uso.
A partir de los años 30 del siglo XX, comienzan las manipulaciones catalanistas en pos de la absorción del valenciano por parte del catalán, las cuales, se intensificaron en los años 80, hasta llegar a la actual situacion, en la que solamente utilizan la denominación histórica de "lengua valenciana" las organizaciones e instituciones netamente valencianas y los valencianos de a pie, sobre todo, los que hablan valenciano toda la vida de generación en generación. Los catalanista, y la inmensa mayoría de los medios de comunicación, ningunean el nombre de nuestra lengua vernácula atentando contra nuestro Estatuto de Autonomía, llamando catalán a nuestra lengua valenciana.

1 comentario:

VALENCIÀ D'ARRAÏL dijo...

Açò sincerament hauria d'estar escrit en llengua valenciana, per a fer més força (ya que parlem d'ella per lo manco fer-ho utilisant-la ad ella com a vehicul de comunicació).

¡Vixca Valéncia lliure!