lunes, 29 de febrero de 2016

LA MAQUINARIA PANCATALANISTA DA UNA NUEVA VUELTA DE TUERCA A LA DESTRUCCIÓN DEL VALENCIANO



   Joan Benet

   Ahora la A.V.L. quiere otorgarle a la R.A.C.V. todo el "poder" y el rango que tuvo muchísimos años antes de que la A.V.L. fuera creada por ley y hablar con la misma de tu a tu, en igualdad de condiciones.

   ¡Que vergüenza!. Esto no es más que una nueva vuelta de tuerca en la minuciosa y estudiada destrucción legal del valenciano, y no engaña a nadie con un poco de sentido común.

   1.- Las Normas de El Puig, reconocidas y admitidas por prácticamente todo el pueblo valenciano, no contempla ni incluye la acentuación gráfica de las palabras, salvo para un reducido número de ellas que al ser homógrafas necesitan ser diferenciadas.

   2.- La A.V.L. fue creada por ley, (por narices),  y en el artículo 7 punto 'a', de la ley de creación de la misma, (7/1998 de 16 de septiembre), dice

Artículo 7

   Serán competencias de la AVL:

   a) Determinar la normativa oficial del valenciano en todos sus aspectos.

   No cabe ninguna deferencia para la R.A.C.V., ni para ninguna otra entidad. Y en su artículo 5 dice,

Artículo 5

   Las decisiones de la A.V.L., en el ejercicio de sus funciones, deberán ser observadas por todas las Instituciones de la Generalitat, por los poderes públicos, por el resto de Administraciones Públicas, el sistema educativo, y los medios de comunicación, las entidades, los organismos y empresas, de titularidad pública o que cuenten con financiación pública.

   O sea, ordeno y mando.

   3.- La R.A.C.V. no estaba de acuerdo en cumplir el artículo 5 de la ley anterior, pero si no lo acata, le serán retiradas todas las aportaciones y subvenciones que recibe de la administración pública. Por lo tanto para seguir percibiendo esos fondos tienen que catalanizar las Normas de El Puig incluyendo de momento la acentuación gráfica utilizada por el catalán.

   4.- Ahora que la maquinaria pancatalanista esta consiguiendo que el máximo exponente de identidad que le quedaba al valenciano, Las Normas de El Puig, se catalanicen, acercándose cada día más a las normas catalanas, quiere la A.V.L. volver a darle a la R.A.C.V. el poder que hace unos años por ella misma por ley le quitó, para que de una u otra forma, todos los que somos seguidores de la R.A.C.V. acojamos la acentuación gráfica con agrado, incluso pretenderán que digamos, ¡viva el catalán!. ¡Que equivocados están!.

   Personalmente pienso que entidades centenarias como lo es la R.A.C.V sucumban aplastadas ante la apisonadora pancatalanista, es de pena, pues éstas entidades son las que han servido como bandera para personas que como yo, las han seguido abrazando sus normativas. Si terminan por sucumbir, habrá que buscar otro estandarte, pues ya no defenderían los intereses del pueblo valenciano, añadir un sólo acento a las Normas de El Puig por recomendación u orden de entidades como la A.V.L. sería ceder a la presión catalana.

   Sería mejor, recurrir a la financiación privada, antes que sucumbir, pues en cuanto esto ocurra, los valencianos estaremos más divididos en cuanto a a forma de escribir en nuestra lengua, y en eso las entidades pancatalanistas son especialistas. Los catalanes saben muy bien que 'pan' se escribe con 'p', pero los valencianos cada vez dudamos más si se escribe con 'p', con 'j' o con 't', y como cierta frase asegura, "Divide y vencerás", y lo están consiguiendo, en cuantos más grupúsculos estemos divididos los valencianos, más fácil será aplastarnos.

   Sólo nos queda una salida, la lucha del pueblo, ya que los poderes políticos nos ignoran.

   Derogación de la ley 7/1998 de 16 de septiembre de creación de la A.V.L. y las aguas comenzaran a volver a su cauce.