lunes, 29 de febrero de 2016

LA NUEVA CUCARACHA

Per Joan Ignaci Culla

President de Renaixença Valencianista
Publicat en Levante-emv

La Universidad Libre de Bruselas y el Centro de Estudios sobre Cognición Animal (CRCA) de Toulouse, con financiación de de la Unión Europea (EU) ha desarrollado una cucaracha artificial, llamada InsBot. El equipo científico que acaba de desarrollar este extraordinario robot, el cual es capaz, de introducirse entre las mismas primero, y hacerse pasar por una de ellas, para luego erigirse en líder del grupo y utilizar su influencia para hacerlas desparecer después. Los científicos confirman que es la primera vez que un autómata consigue engañar a un grupo de animales y hacerse pasar por uno de ellos, realizando los mismos movimientos y teniendo la misma conducta social que los animales con los que convive. Pero no queda ahí la cosa, esta cucaracha artificial, estará embadurnada con feromonas, un perfume natural que envía al resto de insectos con un mensaje de amistad y que es capaz de manipular al resto del grupo, hasta tal punto que es capaz de apartar a sus otras compañeras y llevarlas desde la oscuridad a un espacio iluminado, algo que por sí mismas jamás lo harían.

Estoy convencido que para hacer una investigación de este tipo, además de los esfuerzos que ello supone, se han tenido que basar en algún prototipo, cuyo comportamiento sea un fiel reflejo de artilugio a desarrollar. Si analizamos todos los componentes que han hecho posible el robot: introducirse hasta conseguir el liderato, mensajes perfumados de amistad, capacidad de manipulación de grupo, etc..., no me cabe la menor duda, de que ese prototipo estaba basado en Carod.

El líder de ERC, ha sabido a través del chantaje inmiscuirse en la sociedad valenciana, como si fuese la nueva InsBot. Ha sido capaz de actuar no ya como el flautista de Hamelin, si no como un encantador de serpientes, haciendo bailar (actuar) al mismo Zapatero, con la melodía de sus pocos votos, aún a costa de perder muchos otros. Ha sabido interferir en competencias ajenas, perfectamente programadas, influyendo a los hasta ahora líderes, en la ilegalidad más absoluta y posible prevaricación. Ha conseguido que ministros socialistas, que dicen ser valencianos, hagan el mayor de los ridículos en el panorama nacional negando su propia existencia. Ha conseguido, una vez más, que los valencianos sigamos envueltos en una guerra absurda, del ser o no ser, como si no supiésemos quién fuimos, quién somos, o lo que queremos ser. Ha influenciado para que los valencianos, suframos amnesia cultural y olvidemos nuestros clásicos que forjaron un siglo de oro valenciano y que ahora pasen a formar como autores catalanes. Ha propiciado que nuestros hijos estudien una lengua de laboratorio en la cual no se sienten identificados y se hable de las excelencias ajenas en menoscabo de las propias. Ha contribuido a creer en las excelencias de la Eurorregión (países catalanes siglo XXI) aún a sabiendas que los únicos beneficiarios son los catalanes, y que eso implica la nulidad de nuestra personalidad, con nuestros defectos y virtudes, pero nuestra. Ha favorecido la anulación de Plan Hidrológico (PH), aún conociendo que es un bien fundamental e imprescindible para el desarrollo y existencia de sus hermanos, los valencianos. Ha ayudado a que los presupuestos generales primen a infraestructuras de Cataluña por encima de las necesidades valencianas: puerto, aeropuerto, etc. Y sobre todo, a convencido para su causa a personajes como: Joan I. Plá, el cual cada día nos despista más con el significado de la I.

Es decir que, después de todo lo expuesto, estoy seguro que la nueva cucaracha InsBot, va a resultar un rotundo éxito.