martes, 1 de diciembre de 2015

LA PLATAFORMA CONSTITUCIONAL Y AUTONOMISTA QUIERE FRENAR "LA INVASIÓN DEL CATALANISMO"



Zaragoza ha sido la última ciudad elegida por los aragoneses, valencianos, baleares e incluso catalanes que forman la Plataforma Constitucional y Autonomista para presentar sus ideas. Defienden su identidad propia y las características de su lengua, que “no es el catalán”.
Representantes de la Plataforma Constitucional y Autonomista, en Zaragoza

Zaragoza.- Frenar la “invasión del catalanismo”. Esa es la máxima que ha unido a decenas de aragoneses, valencianos, baleares e incluso catalanes en una misma plataforma con el objetivo de combatir cualquier proyecto viable de los “países catalanes” porque aseguran sentirse “atacados” por una parte de Cataluña que no respeta la identidad propia de las comunidades vecinas.
Representantes de las más de sesenta asociaciones que forman parte de la Plataforma Constitucional y Autonomista, que así se llama desde que se fundara en Valencia en 2003, se han reunido este sábado en Zaragoza para presentar formalmente a los aragoneses sus ideas después de haberlo hecho en Valencia, Barcelona y Mallorca.
Los miembros de esta plataforma se quejan de los “intentos catalanistas” por separar a determinados territorios de sus comunidades autónomas bajo el “pretexto” del idioma y quieren “desenmascarar la mentira histórica” de la unidad lingüística entre catalanes, valencianos, aragoneses y baleares. Defienden la lengua valenciana en Valencia, la balear en Baleares, la aragonesa en la zona norte y oriental de Aragón y el bilingüismo en Cataluña.
El presidente de Amics de Fraga y de FACAO, Ángel Hernández, ha explicado que en Aragón se hablan modalidades autóctonas aragonesas, conocidas como “chapurreao”, pero no catalán. “Sufrimos una presión invasora por parte del catalanismo agresivo que utiliza el idioma de excusa para conseguir el poderío territorial y poblacional de cara a Europa. “Han tergiversado la historia, la geografía y la sociología”, ha agregado.
Alrededor de nueve o diez pueblos aragoneses, según ha explicado Hernández, forman parte de la Plataforma Constitucional y Autonomista.
El presidente del Grup d´Acció Valencianista y la Fundación Nou Valencianisme, Manuel Latorre, ha comentado que la Comunidad Valenciana, que lleva la “fuerza” de la Plataforma, conoce esta problemática desde hace mucho más tiempo. “Todo el pueblo valenciano se ha lanzado a la calle contra los Países Catalanes porque no incluyen sus mapas y hemos conseguido unirnos, para nuestra propia sorpresa, desde hace cuatro años, con la gente de Mallorca, Aragón y Cataluña”, ha apuntado.
Latorre ha señalado que las funciones de la Plataforma serán llevar a cabo actos de presión, como la concentración que ya planean en Madrid para exigir a Zapatero el respeto de las lenguas minoritarias, y concienciar a los ciudadanos de la situación. “Queremos decirles a nuestros pueblos que voten a fuerzas autonomistas que defienden nuestros intereses y no a partidos nacionalistas que luego sucumben a intereses nacionalistas o regionalistas que defienden este catalanismo como Chunta”, ha afirmado.
El portavoz de la Plataforma en Defensa de sa Llengo Baléà, Juan Vanrell, ha calificado la situación que viven de “atropello” y ha lamentado que ni siquiera el documento elaborado por la Unión Europea sobre lenguas minoritarias no contemple el mallorquín como lengua oficial de las islas mediterráneas. “Queremos poner las cosas en su sitio. No estamos contra nadie, pero de la misma manera que respetamos el catalán, queremos que respeten las otras lenguas”, ha indicado.
El representante de la asociación catalana Convivencia Cívica, José Antonio Martínez, ha asegurado que defender estas ideas en la propia Cataluña es “difícil” y ha apuntado al origen del problema la “utilización como arma política del idioma”. “Cataluña es bilingüe, lo que sucede es que hay un grupo reducido de políticos nacionalistas que tiene una fantasía imperial y emplea el idioma como elemento beligerante para obtener sus fines personales, como ERC”, ha explicado.
Martínez ha comentado que hablar del “hecho diferencial catalán” causa “perplejidad e incluso risa”. “Es como si yo dijera que mi nariz es un hecho diferencial porque es distinta a las demás. Confunden lengua con lenguaje y éste es consustancial al ser humano porque necesita de él para comunicarse y eso nos hace iguales. Son muchos años de un discurso que se ha ido inoculando en la sociedad y asombra que algo tan fantasioso haya llegado hasta nuestros días de esta forma tan peligrosa”, ha lamentado.
Otro de los objetivos de la Plataforma Constitucional y Autonomista es fomentar el autogobierno de las comunidades lo máximo posible.
Contactos con el sur de Francia
La Plataforma Constitucional y Autonomista está manteniendo contactos con algunas regiones del sur de Francia para adherirse a la lucha contra el proyecto de “países catalanes”. Según han explicado, algunas zonas del país vecino están “cansadas” por el intento de Cataluña de crear un proyecto de estas dimensiones y defienden su propia identidad.