lunes, 20 de julio de 2015

LA RADIO LA INVENTÓ UN VALENCIANO.


20-10-2005 LAS PROVINCIAS Autor Desconocido..
Un profesor tiene documentos que indican que la radio la inventó el valenciano Julio Cervera
Desarrolló la radiotelefonía sin hilos tras investigar en Londres con Guglielmo Marconi en 1889¿Quién es el inventor de la radio? El italiano Marconi, respondía sin duda hasta ayer cualquier estudiante de Secundaria. Sin embargo, la historia no es una ley inamovible, al menos para un profesor de la Universidad de Navarra. Angel Faus, quien ha revelado después de más de 6 años de investigación que el «padre» de la radiotelefonía sin hilos fue el comandante de ingenieros valenciano Julio Cervera quien tras colaborar con Marconi sacó las primeras patentes del mundo en 1899.Rafel Montaner, Valencia«El inventor de la radio no es Marconi, sino el valenciano Julio Cervera Baviera». Con esta contundencia se explica el profesor de Teoría y Técnicas de la Información Audiovisual de (a Universidad de Navarra (Unav) Ángel Faus. Este académico, nacido en Vila-real en 1936 y que lleva más de seis años volcado en la investigación de la historia de la radio en España, defiende que el «pionero indiscutible en el mundo entero de la radiotelefonía sin hilos, la radio en definitiva, fue el comandante Cervera».La «preocupación fundamental» de este físico y militar del cuerpo de Ingenieros natural de Segorbe, localidad en la que nació en 1854, «era Marruecos, -continua el experto-, territorio en el que estaba destacado y donde su principal fijación era conseguir un rápido sistema de comunicaciones entre las tropas». Por ello, a su regresó de la guerra hispanoamericana de 1898 [que supuso la pérdida de Cuba y del resto de colonias de ultramar], no dudó en solicitar un permiso de tres meses para desplazarse a Londres y conocer de primera mano los avances en telegrafía sin hilos con los que el ingeniero electricista Guglielmo Marconi sorprendía al mundo. Doce años de adelanto Faus explica que el italiano «inventó la telegrafia sin hilos, la transmisión de pequeñas señales o impulsos
eléctricos a través del aire, y demostró su eficacia en diciembre de 1901, pero no trabajó en la radio,
la transmisión de voz, hasta 1913, tal y como señala él mismo en un documento de la época». «Fue
el comandante Cervera, que colaboró con Marconi y su ayudante George Kemp en 1899, quien resolvió
las dificultades de la telefonía sin hilos y obtuvo sus primeras patentes antes de que terminara ese mismo año», revela el investigador, que tiene en su poder los planos y patentes del inventor español. Estas patentes de radiotelefonía sin hilos, que fueron hechas sólo tres años después de que Marconi patentara la radiotelegrafía sin hilos, las obtuvo Cervera a su ,nombre en España, Bélgica, Alemania y el Reino Unido Las británicas son «significativas» para el investigador de la Unav, «ya que se consiguieron sin oposición de Marconi y su entorno empresarial lo que indica que se trata de un sistema distinto>s. Cervera desarrolló sus emisiones radiofónicas en España entre 1901 y 1902, cuando según Faus «ningún científico ni técnico en el mundo hablaba de telefonía sin hilos». Durante esa época el militar mantiene en funcionamiento emisiones regulares entre Tarifa y Ceuta durante tres meses consecutivos, y luego, el 29 de diciembre de 1902 inicia desde lo alto del Cap de la Nau las transmisiones inalámbricas que unirán por primera vez Xábia e Eivissa. De este modo, «establece el segundo y tercer servicio regulares de la historia radiotelegráfica rnundial, después del que Marconi puso en marcha en el Reino Unido entre la Isla de Wight y Bournemouht en enero de 1898. El enlace de Marconi cubría una distancia de 22 kilómetros, mientras que los de Cervera tenían un alcance de más de 33 y 83,34 kilómetros, respectivamente. El 22 de marzo de 1902 constituyó en Madrid la Sociedad Anónima Española de Telegrafía y Telefonía sin Hilos, empresa en la que se volcó al año siguiente tras retirarse del ejército para impulsar las aplicaciones civiles de sus patente. «Sin embargo, a partir de aquí se le pierde la pista y no se vuelve a saber nada más de su empresa», concluye el investigador. Mientras Marconi -quien tras rechazar el Gobierno italiano sus servicios había encontrada en el Reino Unido el suficiente apoyo económico y político para investigar- se convertía en el Bill Gates de la época con más de mil patentes y en 1909 lograba el Nobel de Física, el comandante se perdía por los recovecos de la historia tal vez, apunta Faus, «víctima de la desidia propia de los españoles y su "que inventen ellos", que le privó de capitales para seguir adelante».
«En 1903 fundó la primera escuela de Ingeniería de Valencia»
R. M. C., ValenciaEl profesor Ángel Faus, que lleva más de seis años investigando la historia de la radio en España, trabajo que le ha llevado a recopilar más de 37.000 documentos, explica que descubrió la historia de Julio Cervera gracias a un error histórico. «Encontré un documento en el que se relataba que las primeras emisiones de radio de nuestro país tuvieron lugar a bordo del buque Comandante Cervera en 1910, así que me puse a investigar en los archivos de la Marina que había sido de dicha nave», relata este investigador nacida en Vila-real en 1936 y que lleva más de 40 años de docencia en la Universidad de Navarra. La sorpresa con que se topó Faus es que las fuerzas armadas españolas nunca tuvieron un barco llamado Comandante Cervera, «el único que Encontré fue el "Almirante Cervera", un crucero que se llamaba así en honor al jefe de que comandaba la flota española que hundieron en Cuba los norteamericanos». Error histórico El fiasco no fue en balde, ya que tirando del hilo, se dio de bruces con la figura del militar valenciano de quien dice que «tenía un cerebro bastante privilegiado, de hecho escribió más de 20 libros de Ingeniería y fundó en 1903 la Escuela Libre de Ingenieros de Valencia, la primera de esta especialidad que se abría en la ciudad», añade. Además, también era un enamorado de Marruecos, donde fue agregado militar en la embajada de España en Tánger entre 1888 y 189. «Durante su vida escribió varios libros sobre Marruecos, títulos que por su valía y rareza fueron adquiridos hace dos años por la Biblioteca Nacional».Faus, que en estos momentos se ha recluido en Benicássim, para poder acabar el libro sobre la historia de la radio en España que está elaborando y que prevé que se publicará en 2007, explica que las patentes de Cervera sobre la radiotelefonía sin hilos son cuatro años anteriores a los primeros diseños del audión del norteamericano Lee de Forest, uno de los padres de la radio. El profesor detalla que De Forest registró en 1906 eta válvula terrnoiónica que ayudo a hacer más estables las emisiones de voz, opero la aplicación no estuvo dispuesta hasta 1909, siete años después de las emisiones de cervera en Tarifa y Xábia.

GUERRA DE CUBA El segorbino que se convirtió en héroe tras humillar a las tropas de EE UU en Puerto Rico. R. Montaner Coll, Valencia La historia de Julio Cervera Baviera, el militar valenciano a quien nuevas investigaciones presentan como el auténtico inventor de la radio en lugar de Marconi, no se acaba con sus aportaciones a la Ciencia ya que fue un destacado héroe de la defensa de la colonia española de Puerto Rico durante la guerra de 1898 que perdió España con EE UU y que significó la pérdidas de Cuba y otras colonias de ultramar. . El segorbino -según detalla el libro Crónica de la Guerra Hispano Americana en Puerto Rico, una obra escrita por el capitán Ángel Rivero en 1922- era ayudante de campo del teniente general Manuel Macías, último gobernador de la isla. Retirada en desbandada Macías le encargó la defensa del cerro de Guamaní, una importante cota que dominaba una estratégica carretera de la más pequeña de las Grandes Antillas. Para conservar este punto tenía a su disposición 400 hombres, a los que había ordenado cavar unas trincheras en zig-zag, al modo que lo hacían los carlistas, sin apilar la tierra al frente de la zanja para camuflar mejor esta en el terreno. El 9 de agosto de 1898 una avanzada de 110 de los 5.000 soldados que Washington había desembarcado en la isla que se aproximaba a Guanamí es sorprendida por los hombres de Cervera. Los americanos, ante la lluvia de balas con que les recibe Cervera huyen en desbandada. Una victoria pírrica que no evitó el desastre español en Cuba y Puerto Rico.