lunes, 20 de julio de 2015

KILLILEA, POLITICOS 5 - VALENCIA 0



AUTOR: JOSEP ESTEVE RICO SOGORB
 (Nomes versio en Castellà · Solo versión en Castellano)


 Los textos remitidos por los gobiernos valenciano y catalán estaban escritos casi exclusivamente en catalán, no siendo cierto lo manifestado por el Conseller González Pons de que la filtración desde Valencia a Barcelona sirviera para que estuvieran totalmente en valenciano.

 Las versiones son casi idénticas por lo que, aún cuando se entregaron cuatro 4 tomos y aunque en la portada de uno pusiera Catalunya y en la de otro, Comunidad Valenciana; en realidad entregaron tres versiones. Esto nos supone a los valencianos que conocemos nuestra lengua y la usamos escrita y hablada, una tremenda decepción a que tras un supuesto texto “en valenciano” lo que verdaderamente había era una traducción de la constitución europea bastante catalanizada según las normas del Institut d' Estudios Catalans -ni siquiera en las del 32 o Castelló -que son las que por desgracia aplica la Academia Valenciana de la Lengua pues mantiene dependencia y sucursalismo con aquel- con algunos retoques autóctonos valencianos para evitar suspicacias.

 Aunque en el texto habían palabras valencianas, -lo cual es de agradecer solo en mínima parte-, el resto estaba semántica, morfológica, ortográfica y léxicamente en catalán. Una explosiva y dañina mezcla antinatura e ilegal de dos lenguas que ha creado confusión y polémica.

 El uso normativo sobre la base “fabriana” del Institut d'Estudis Catalans (IEC) y de l' Acadèmia Valenciana de la Lengua (AVL) responde a una unidad de acción pactada por ambos y sustentada sobre la doble militancia de determinados miembros de la AVL que lo son también del IEC, lo que explica que en la web de la AVL se ubique el diccionario de dicho instituto.

 Asi que, la AVL está vendida al catalanismo y bien poco de valenciana o autóctona tiene, como organismo valenciano mal-creado por Zaplana y Pla bajo la batuta de Pujol. Resultaron gravísimas las intromisiones del Maragall y de Carod anunciando la impugnación y recurso de la presentación de un texto “en valenciano”. Al margen de la discutible escritura del texto que he explicado antes, ellos aprovecharon para negar la sustantividad, la personalidad propia histórica, la oficialidad y la legalidad del idioma valenciano. Sin embargo, la actuación de Zapatero es pusilánime , tibia, débil y acobardada por ceder ante aquellos.

 Con más razón cuando se sabe que fue Zapatero, nervioso e impaciente, quien llamó constantemente a Carod a su móvil para citarle en Moncloa. Carod no le tomó las llamadas hasta tarde tras su conferencia en Forum Europa. El líder independentista se hizo de rogar y con cara de satisfacción le bailó manteniendo aguardando a un desesperado Zapatero. Este detalle es muy significativo. Le tiene cogido de los c...Y ZP, con tal de salvar presupuestos y su sillón presidencial, se baja los p...

 Los consellers valencianos Gema Amor y Esteban González Pons -quien fue el gracioso que solicitó quitar lo de "valenciana" al nombre de la Generalitat- no destacan precisamente por conocimientos en valenciano. Respondiendo a sus manifestaciones en las que alegaban que "por primera vez se reconocerá oficialmente al valenciano en las instituciones europeas traducida por el Gobierno Valenciano y conformada por la Academia Valenciana de la Lengua”; cabe recordarles que esto no es cierto.

 O van de farol, se equivocan, les falla la memoria o pecan de ignorantes. No es ésta la primera vez. La lengua valenciana ya es oficial y así está reconocida en Europa desde el 5 de noviembre de 1992 tras la aprobación de la Carta Europea de Lenguas Minoritarias a la que se adjuntó el informe del comité de expertos de fecha 13 de febrero de 1991 en cuya página 80 se reconoce el catalán y en la 81, totalmente diferenciada, el valenciano.

 Asimismo el pleno del Parlamento Europeo aprobó la denominada “Killilea Resolution” en la que en su documento técnico anexo figura reconocida la lengua valenciana (Pág. 49) diferenciada del catalán (pág. 21). Si desde entonces, el valenciano ya es oficial y está reconocido, ¿cómo osan Maragall, Carod y Zapatero actuar en contra e intentar vulnerar un acuerdo aprobado por España y resto de la UE? ¿Por qué no respetan las legalidades europea y estatutaria? ¿Hace falta que les refresquemos la memoria? Nadie cita la “Killilea Resolution”. De esto nadie se acuerda ni quiere acordarse o no les interesa. Ni a Maragall & Carod -pues desean aprovechar la polémica para sus pretensiones y aspiraciones políticas con la excusa de una discutible unidad lingüística- ni Zapatero -pues desea pasar a la posteridad como el presidente que rubricó la Constitución Europea pacífica y consensuadamente- ni a Camps -pues seguirá usando la traducción como arma contra ambos, derecha contra izquierdas: contra Madrid y Barcelona, versus ZP, Maragall y Carod.

 En definitiva, ganan o desean ganar los políticos implicados, por intereses. Pierde la Comunidad Valenciana, pierde la lengua valenciana -reconocida por Killilea y presente en la Carta de Lenguas Minoritarias- y perdemos los valencianos, como siempre, desde la batalla de Almansa en 1707 -297años perdiendo-. Somos moneda de cambio, juguete caprichoso y objeto del deseo ambicioso de todos ellos. Políticos 5- Valencia 0. Lamentable.