sábado, 27 de noviembre de 2010

A LOS RENEGADOS. . .


Escrito por UN VALENCIANO
jueves, 20 de diciembre de 2007

SOY NACIDO EN VALENCIA. JAMAS FUY DE NINGUN PARTIDO POLITICO. ACTIVO NI PASIVAMENTE.
AMO A MI TIERRA Y A MI UNICA BANDERA LA REAL SENYERA, RESPETO TODAS LAS OPINIONES PERO . . . ESTOY HARTO YA DE TANTA INTRUSION DE RENEGADOS Y CATALANISTAS, DE SUS MENTIRAS, DE VER COMO FALSEAN Y TRAJIVERSAN NUESTRA HISTORIA, CULTURA, IDIOMA.
TODO LO QUE TOCAIS. LO ENMERDAIS CON CATALUÑA DELANTE. EN TV, EN RADIO, EN PRENSA Y AQUI MAS EN INTERNET. FALSEAIS TODO PARA CONSEGUIR . . . EL QUE?
UNOS PAISES? CREO QUE CON LAS PROVINCIAS. TARRAGONA, LERIDA, GERONA Y BARCELONA.
YA TENEIS MÁS QUE SUFICIENTE. O ES QUE NO VALEN NADA? Y QUEREIS ALGUNA PROVINCIA RICA EN HISTORIA, CULTURA, TRADICIONES ETC... COMO EL REINO DE VALENCIA O LAS ISLAS?? PARA ENTONCES SENTIROS MAS IMPORTANTES??
JAMAS LO CONSEGUIREIS.
QUEDAROS CON VUESTRAS PROVINCIAS, MIMARLAS Y RESPETARLAS QUE VALEN LA PENA .
QUE SON LO MEJOR QUE TENEIS Y DEJARNOS EN PAZ.
SOMOS UN REINO. ENTERAROS BIEN!
CASTELLON - VALENCIA - ALICANTE
LA HISTORIA DEL REINO DE VALENCIA YA ESTA ESCRITA.
PORQUE NOSOTROS EL PUEBLO VALENCIANO SI!! QUE TENEMOS HISTORIA.
INDAGAR, ESTUDIAR, ENTERAROS POBRES E INCULTOS RENEGADOS DE VUESTRA TIERRA. "CATALANISTAS"
SI TANTOS OS GUSTA CATALUÑA POR QUE NO OS VAIS ALLI Y NOS DEJAIS EN PAZ?
JAMAS LO CONSEGUIREIS CATALANISTAS. SIEMPRE HABRA GENTE QUE SI QUE AME A SU TIERRA Y LA DEFIENDA . . . DE GENTE COMO VOSOTROS.
Y SI POR DEFENDER MI TIERRA, HISTORIA E IDIOMA SOY DE ALGUN PARTIDO POLITICO. DECIRME CUAL QUE ME APUNTO YA.

DECRETOS DE NUEVA PLANTA Y REACCION VALENCIANA


Autor: José Vicente Gómez Bayarri

En el año 2007 se conmemora el tercer centenario de la promulgación de los Decretos de Nueva Planta para el histórico Reino de Valencia. Efeméride que servirá para que evoquemos lo que supuso el proceso de centralización, se analice las reacciones que se suscitaron en ciertas clases sociales y se valore cómo afectaron a los valencianos las disposiciones dictadas.
Cabe recordar que los distintos reinos y territorios que configuraban la monarquía española hasta el siglo XVIII habían conservado una organización propia sometida a un rey. Con la abolición de las autonomías políticas a raíz de la Guerra de Sucesión a la Corona de España entre los partidarios de los Austrias y de los Borbones, y la promulgación de los Decretos de Nueva Planta durante el reinado de Felipe V, se transforma la situación política del Estado, perdiendo el Reino de Valencia la totalidad de sus instituciones, “els Furs’’ (1707).
Una serie de Órdenes y Decretos emanados del poder central tendrán como objetivo esencial la uniformidad y castellanización de Estado. Su estructura se semejará cada vez más a un Estado unitario. El documento promulgado por Felipe V, en Buen Retiro, por el Decreto de 29 de junio de 1707 que recoge la “Derogación de los fueros de Aragón y Valencia”, es elocuente para comprometer y valorar mejor la nueva situación política del Reino de Valencia, emanada de la aplicación de dicho Decreto.
Las consecuencias y reacciones originadas en los aspectos políticos, socioculturales y sociolingüísticos no se hicieron esperar. De nada sirvieron las respetuosas súplicas del pueblo valenciano que veía perdidas las libertades forales instituidas por el rey Jaime I. El monarca Felipe V, vencedor del conflicto sucesorio, originado a la muerte de Carlos II, decretó y mantuvo la derogación de los fueros vigentes e instituciones tradicionales que se habían ido creando desde el siglo XIII. Entre otros actos, se procedió al cese de justicias y jurados, se disolvió el popular Consejo General, se suspendió el derecho foral valenciano y se formaron ayuntamientos al estilo castellano. Para completar la desvalencianización del Reino, el idioma de Castilla fue reemplazando paulatinamente al propio, valenciano, en todos los actos de la vida oficial. La actuación de muchos regidores valencianos, prestos a cumplir estrictamente las órdenes emanadas del poder borbónico, coadyuvó a conseguir los objetivos marcados por el poder central. No todo fueron parabienes para la política centralista impuesta por los Borbones, ni siempre los gobernantes fueron ejemplos de virtudes, lo que originó que el pueblo llano manifestase su descontento acudiendo, en ocasiones, a la sátira política para denunciar la actuación de ciertos personajes corruptos en el desempeño de su función gubernativa. Las manifestaciones de descontento tenían su vía de expresión en pasquines, folletos, gacetillas. Se llegó a afirmar: “En España [...] empiezan el oficio pobre y en breve tiempo se hacen ricos. A Valencia vienen sin ropa y en pocos días abundan de dinero, familia y conveniencias”.
Con motivo de la proclamación de Fernando VI (1746) se prohibió que se cantaran cantinelas y coplas injuriosas, y que se publicasen “papeles infamatorios [...] contra personas de carácter y empleos públicos”.
Fueron años en que la situación política era propicia a la inspiración de la denominada literatura popular clandestina, poniendo de manifiesto el malestar reinante en parte del pueblo llano y de cierta intelectualidad. Esta sátira burlesca, paródica y sarcástica abordó temas clásicos del mal gobierno: el fraude, el enriquecimiento ilícito, la violencia, etc. Otras cuestiones muy criticadas en la Valencia del siglo XVIII fueron los impuestos, el servicio militar, el poder de ciertos jefes del ejército, la arbitrariedad administrativa, etc., muy extendidas en el nuevo régimen político borbónico. El historiador decimonónico Vicente Boix, al estudiar los fueros del antiguo reino de Valencia, se interrogó qué resta ya del antiguo régimen foral del Reino de Valencia? La respuesta fue patética: “El tribunal de los Acequieros, o de las aguas; algunas costumbres populares; restos de trages [sic] en nuestros labradores, y nada más. Todo ha ido desapareciendo desde que Felipe V abolió despóticamente la libertad de Valencia”. Para dicho cronista de la ciudad de Valencia “leyes, costumbres, tradiciones, dignidad, independencia; todo ha desparecido en el fondo de esa laguna, llamada centralización”.

ESTAS SON LAS CIFRAS DE LA "IGLESIA CATÓLICA


Anónimo

 5.141 Centros de enseñanza; 990.774 alumnos. (Ahorran al Estado 3 millones de euros por centro al año)
 107 hospitales (Ahorran al Estado 50 millones de euros por hospital al año)
 1.004 centros; entre ambulatorios, dispensarios, asilos, centros de minusválidos, de transeúntes y de enfermos terminales de SIDA; un total de 51.312 camas (Ahorran al Estado 4 millones de euros por centro al año)
 Gasto de Cáritas al año: 155 millones de euros (salidos del bolsillo de los cristianos españoles.)
 Gasto de Manos Unidas: 43 millones de euros (del mismo bolsillo)
 Gasto de las Obras Misionales Pontificias (Domund): 21 millones de euros (¿Imaginan de dónde sale?)
 365 Centros de reeducación para marginados sociales: ex-prostitutas, ex-presidiarios y ex-toxicómanos; 53.140 personas. (Ahorran al Estado, medio millón de euros por centro)
 937 orfanatos; 10.835 niños abandonados. (Ahorran al Estado 100.000 euros por centro)
 El 80 % del gasto de conservación y mantenimiento del Patrimoniohistórico-artístico. (Se ha calculado un ahorro aproximado al Estado de entre 32.000 y 36.000 millones de euros al año)
A todo esto tenemos que sumar que casi la totalidad de personas que trabajan o colaboran con Manos Unidas, Cáritas, etc… son voluntarios 'sin sueldo' (aunque a algunos les extrañe es cierto, hay personas que trabajan por los demás sin pedir a cambio un salario), realizando su labor para ayudar a los demás sin pedir nada a cambio. ¿En cuánto podríamos cuantificar su trabajo?
Lo asombroso es que nadie (o muy pocos) saben de este ahorro esencial para que la economía española 'vaya bien...'.
Los Sindicatos recibieron el año pasado más de 50 millones de Euros y en este recibirán ya presupuestados 20 Millones, para seguir alimentando a vagos sin representatividad alguna, sin independencia alguna, que hacen de la política una profesión rentabilisima... sólo para ellos y los politiquillos de turno.

Reenviemos este artículo para que llegue a quienes critican injustamente a la Iglesia por cualquier motivo ¿Por qué nos vamos a avergonzar de nuestra Iglesia? mientras mantenemos a una legión de estultos tragones.

COMUNICADO OFICIAL DEL IMÁN HUF KAS AL HIRAHZ


IMPORTANTE... LEEDLO.
Recibido por correo electrónico

Debilitando a España debilitaremos a Europa.
España es el país más débil de la Unión Europea. Los españoles son muy dados a la holgazanería y se entregan a todo vicio con prontitud.
La juventud española actual, ya sean hombres o mujeres, son débiles ante la droga y ante la fornicación. Sus mujeres se entregan con facilidad y ellos son adictos a toda clase de vicio.
Ya ni siquiera sienten ánimos patrióticos porque hasta sus militares han de ser reclutados en otros países. Ante este panorama tan propicio para nuestros fines, es aconsejable insistir en su debilitamiento, bien con la droga que consumen con facilidad y otros vicios denigrantes.
Un vicioso en nuestras manos es el mejor aliado. La droga ha de entrar en España todavía con mayor facilidad y ha de rebajarse de precio para que su consumo sea mayor. A mayor consumo más debilitamiento y a mayor debilitamiento mayor entrega al carecer de la fuerza necesaria para defender sus posesiones.
Hemos de penetrar en esa sociedad caduca, estéril y viciosa pero sin contaminarnos.

Nuestros jóvenes no han de caer en la tentación de la hembra española fornicadora. Hemos de controlarlos para que su moral no se vea resentida por esas viciosas mujeres tan entregadas al pecado. Nuestros jóvenes que llegan a España han de fortalecerse todavía más ante la flaqueza moral y corporal de los españoles y sentir su orgullo de superiores, y nuestro control ha de ser preciso e insistente para que no caduquen.
La enfermedad de todo tipo moral que tiene sumida a esa sociedad débil española es campo propicio para nuestros intereses. Una vez España en nuestras manos la penetración a Europa será más fácil.
España no es ni más ni menos para nosotros que la puerta que se nos abrirá con facilidad. Insistamos en despersonalizar a esa juventud viciosa y consumista dándole lo que quiere y al mejor precio cuando no de regalo.
Esa es nuestra labor y a ella nos entregaremos con todas las fuerzas de nuestro espíritu. Adelante, hermanos.PASALO A TODOS TUS CONTACTOS PARA QUE SEPAN A QUÉ NOS ATENEMOS...

jueves, 25 de noviembre de 2010

INTERPRETACIONES DE LA HISTORIA


Del pueblo valenciano
Autor: Juan Ferrando Badia (q.e.p.d.)

La interpretación pancatalanista.
El ensayista Joan Fuster nos brinda en Nosaltres els Valencians una interpretación de la historia del Pueblo valenciano que es para nosotros inaceptable. Veamos sus afirmaciones, primero, y propongamos después nuestra postura al respecto. Fuster afirma la existencia de una dualidad de dos comunidades, de dos culturas y de dos lenguas antagónicas, la catalana y la castellana. Dice Fuster, en el mencionado libro: "Hay valencianos de lengua catalana y los valencianos de lengua castellana".
"Para los valencianos de lengua castellana, País Valenciano, quiere decir nada. La provincia, ahora, como antes el Reino, es el engranaje administrativo y sólo esto tiene para ellos alguna realidad. El resto debe resultarles una cosa ajena: la zona catalana, con su lengua y su manera de ser, se les aparece como un mundo construido sin ellos. Y no dejan de darse cuenta de que este pequeño mundo es "lo que es valenciano".
Los valenciano-catalanes no hallan la forma de conciliar unos elementos -aragoneses-catalanes-murcianos- que les son extraños". Sigue Joan Fuster: "Nos guste o no nos guste a unos y a otros, el hecho es que hay dos clases de "valencianos" imposible de fundirse en una sola. Esto supone un estorbo para los valencianos de la zona catalana en la dirección que debería ser y es su único futuro normal: Los països catalans". Para el ensayista Fuster el llamado "país valenciano" sólo debería estar integrado por los que él denomina catalanoparlantes.
De Fuster a la "tercera vía"
Con un intento loable de armonizar "ambas comunidades culturales" -para Fuster antagónicas- surgió hace ya algún tiempo una denominada "tercera vía" que es lo que parece ser cristaliza en el libro "De Impura Natione" de los profesores E. Mira y D. Mollá. Los citados profesores, partiendo de los postulados fusterianos de la existencia de una "dualidad de esencias nacionales", catalana una, y castellana otra -en que se dividirla nuestra actual Comunidad- afirman que existen dos realidades étnicas distintas, dos culturas diferenciadas y dos lenguas también diversas, la catalana y la castellana.
La diferencia fundamental entre los autores de Impura Natione y el autor de "Nosaltres els valencians" consiste en que la "dualidad" de "esencias nacionales" deben ser consideradas como dos piezas de una misma tijera y, en consecuencia, el gozne entre Castilla y Cataluña... Su punto equidistante. He aquí su fuerza y su debilidad... Los que propugnan la "tercera vía" no se plantean la cuestión -esta es mi opinión- de si, profundizando en el conocimiento de lo que con Unamuno llamaríamos la intrahistoria valenciana, podría decantarse una visión autóctona de nuestra historia.
Opino que si lo hiciéramos así, podríamos comprobar si en realidad la afirmación de Fuster de que hay dos culturas antagónicas, la cultura castellana y la catalana, es cierta o, por el contrario cabe una interpretación "mestiza" y no "criolla" de nuestra historia, aunque, insisto, sea bilingüe.
Interpretación autóctona
Propugnamos una interpretación global de la historia de Valencia teniendo en cuenta para ello, las épocas prejaimista y jaimista. Hay que profundizar en la época prejaimista, pues ella está determinando, en buena medida, no sólo la historia jaimista, sino toda la superestructura cultural, nuestras pautas de conducta, la tipicidad de nuestras fiestas y folklore, actitudes... etcétera.
Teniendo en cuenta la intrahistoria valenciana, o lo que es lo mismo, la época prejaimista y la posterior al invasor D. Jaime I, podríamos llegar a la conclusión de la existencia de una única realidad económica, social y cultural y, por tanto, la de una única cultura valenciana, trasunto de esta realidad, aunque bilingüe.
A nuestro entender, es una auténtica aberración histórica ignorar trece siglos de historia valenciana, los anteriores a D. Jaime. Es insostenible la afirmación de que la historia del pueblo valenciano comienza con el invasor Jaime I, en 1238, y, por tanto, es inaceptable -como lógica consecuencia- una interpretación "criolla" de la historia valenciana.
En todo caso, y si queremos continuar con el símil de cruce de razas y de sangre, deberíamos afirmar que lo único que cabe es una interpretación "mestiza" de la historia del pueblo valenciano, o lo que es lo mismo, una interpretación autóctona del mismo.

..:Diario de Valencia:..

TRIBUNAL DE LAS AGUAS DE VALENTIA (XIII)


VALENSIYA. VALENSIA. VALENCIA.
Síntesis de la historia natural del Santo y Síndico Tribunal Edetano Tyrius. Narrasio al Us Natural. Per el So. Andrés Castellano Martí. So. Mestre de Traca.

9-. Durante los tiempos que siguen a la conquista de Valencia, los cristianos fían de los musulmanes en lo concerniente al aprovechamiento de las aguas del río. Los señores cristianos toman posesión de sus casas, palacios y castillos, los moros que se quedan pasan a ser siervos suyos trabajando el campo.
Durante la dominación catalano-aragonesa, en lo que se llamó reino valenciano de Jaime I, y sus descendientes, la ciudad en lo legislativo se organizó siendo una replica avanzada de las leyes ultimas del imperio romano, en versión feudal. Administrativa y políticamente se crearon estamentos propios, y las personas que los asumieron cumplían con sus cargos igual que se hacía en los reinos cristianos del momento. Y de la misma manera que anteriormente los musulmanes dieran a todo requisito oficial la grafía árabe, ahora los cristianos hacen lo mismo, escribiendo en latín y también, en escrito romance latino. Escrito que en estas tierras sus habitantes ya usaban anteriormente, pues era herencia mediterránea el mezclar las lenguas prerromanas con el latín y el árabe.
Mientras esto ocurre con los temas oficiales, la administración de las acequias sigue en manos de los moros, que anteriormente las administraran, administrándolas de la misma manera que siempre se hiciera. Es en los tiempos de los Reyes Católicos y tras la expulsión de los judíos, y los abusos de la Inquisición, cuando los huertanos valencianos drásticamente se encierran en sí mismos continuando con las mismas formas de hacer de siempre, pero estas ahora las disimulan con añadidos parecidos a los que aplican los jueces convencionales. Desde el siglo 13, al 17, los Síndicos de las acequias fueron en su mayoría moros, con algunos cristianos. En los primeros tiempos no había ninguno, y posteriormente pocos. Sin embargo la mayor parte de los cristianos que se incorporaban a la huerta valenciana, fueran de donde fueran, asumían los ritos del agua y el fuego, incluso los que eran elegidos como Síndicos, todos repetían lo que anteriormente hicieran los musulmanes. Ritos que todos los campesinos trashumantes venidos de todas partes cuando pisaban estas tierras hacían suyos. Cumplían con los ritos cristianos en sus parroquias y con los del agua y el fuego en el campo.
En el siglo diecisiete siendo Arzobispo y Capitán general de Valencia el sevillano Juan de Rivera, la situación política española aconsejó a la monarquía tomar decisiones drásticas, siendo una de ellas la llamada expulsión de los moriscos. Ciento cincuenta mil fueron expulsados de las tierras valencianas.
La pragmática real clavada con un clavo a la puerta de la catedral decía:
-Todos los moriscos saldrán inmediatamente del reino, en el término de tres días, bajo pena de muerte, abandonarán sus hogares y serán trasladados en escolta a los puertos del mediterráneo, señalados para el embarque, después de este plazo queda autorizado para prender, entregar a la justicia y aun matar al morisco que se resistiese. Irán únicamente con los bienes que puedan llevar encima de sus personas. El que oculte lo que no pueda llevar consigo o le pegue fuego a su hacienda será ahorcado, las casas o cosechas quedarán de quien el morisco sea esclavo-. Tras su expulsión las huertas valencianas quedaron despobladas de labradores musulmanes. Quedando sólo en ellas los señores y sus familias cristianas. Los moros que atendieran las acequias como sequiers y Síndicos se fueron y sus puestos no fueron cubiertos por nadie. En el momento de la expulsión eran moros la mayoría de los Síndicos.
Para repoblar semejante abandono, los virreyes valencianos y los señores dueños de los campos gestionan traerse labradores de otras partes, tanto de Cataluña, Aragón y la meseta. Esta repoblación fue lenta, dando lugar a que muchos campos estuvieran abandonados y sin cultivar durante muchos años. Sus acequias abandonadas y anegadas. Sus azudes cerrados.Cuando los nuevos inquilinos de las huertas traídos de todas partes se hacen cargo de ellas, la casi totalidad desconocen los ritos del agua y el fuego, desconocen los Usos propios valencianos, pues en sus lugares de origen no existen. Sin embargo, reviven lo que anteriormente hicieran los moros naturales. Los cristianos aplican los modos ancestrales dándoles el carácter que tuvieran, cosa que les resulta fácil, pues es la propia tierra valenciana quien hace suyos a los que llegan.
A pesar de hacer suyos los Usos Naturales valencianos, muchos cristianos aquí llegados ellos no tienen gracia, no son capaces de hacer suya la Ley de la huerta, pues su gracia nadie se la trasmite, no obstante ellos esto lo callan y aparentan que si. Es a partir de ese momento cuando por aquellos que no conocen la narración se inicia la edición de Ordenanzas escritas. Ordenanzas aprobadas por los Reales Consejos del reyno; o sea; de Castilla. Los Síndicos elegidos por estos regantes ya no son elegidos por su gracia, ni ellos juzgan con ella. No obstante fingen tenerla al estar junto a los Síndicos que sí la tienen.
En el siglo siguiente, el dieciocho, se plantea otro problema, en este caso muy grave, que atenta con la continuidad del Tribunal. En 1707 en tierras valencianas y manchegas se decide quien será el rey de la corona española. En disputa están los Austrias y Borbones, los Milisia Valensiana, apoyan a los Austrias, la guerra la ganan los Borbones. Valencia queda desamparada por haber ayudado a los que perdieran. Felipe V rey Borbón, alumbra el Decreto de Nueva Planta y en él todo lo valenciano, o lo que lo parezca, o que lo huela, ha de ser desaparecido. De hecho todo desaparece y en su lugar es colocado todo lo castellano.

NACIONALISMO CATALAN. UNA GRAN FARSA (X)


Autor: Michel Braveheart
Depósito Legal: PM-1405-2002

SIGNOS DE IDENTIDAD
II
SAN JORGE
PATRÓN DE CATALUÑA

Tal y como sucede con la mayoría de las cosas que nos creemos únicas en el mundo, nos sorprende de vez en cuando comprobar que no es así; y eso es lo que nos ocurrió con este santo que creíamos único, al igual que creemos únicos los arcángeles S. Miguel, S. Gabriel y S. Rafael; pero, que después de lo de S. Jorge, ahora ya no estamos tan seguros de que sean únicos. Pues muchos son los “San Jorge” existentes, o mejor dicho, que hemos encontrado como tales:
San Jorge, n. Palestina s. IV, mártir cristiano oriental martirizado probablemente en LYDDA, Israel, actual LOD. Pero la falta de fuentes documentadas e hagiográficas ciertas, ha hecho dudar de su existencia.
San Jorge, Obispo y confesor en Viena de Francia, según el Cronicón de Adón.
San Jorge de Amastris de Paflagonia s. IX. Su fiesta se celebra el 21 de Febrero.
San Jorge, mártir, personaje que alcanzó la corona defendiendo el culto de las sagradas imágenes en Antioquía de Pisidia (Asia Menor). Su fiesta se celebra el 19 de Abril.
San Jorge de Capadocia, ya nombrado y rindiéndosele culto en el siglo V, según los escritos del Papa Gelasio I (492 - 496 d.C.). Vino a ser en la Edad Media el santo popular por excelencia, y santo caballero invocado por los ejércitos cristianos. Su fiesta se celebra el 23 de Abril.
San Jorge, mártir en tiempos de León Isáurico (730 d.C.) llamado el Limniota por haber hecho vida solitaria junto a un lago del monte Olympo. Su fiesta se celebra el 24 de Agosto.
San Jorge, presbítero y mártir con san Frontón de Perigueux, (capital del antiguo Périgord actual Dordoña, Francia) en los primeros tiempos del Cristianismo. Su fiesta se celebra el 25 de Octubre.
Sin ir a buscar cual de ellos es el único a quién se rinde culto, o si se le ha dedicado culto a cada San Jorge de cada época, lo cierto es que ha sido tenido como protector de los ejércitos cristianos desde al menos el siglo V, y desde el siglo IX ha sido tenido por Patrón en Inglaterra. Siendo esta nación la primera en institucionalizar el patronazgo y culto a San Jorge.
En España, la primera noticia que tenemos es, que el rey de Aragón D. Pedro II (padre de D. Jaime I), en 1201 instituyó la Orden de San Jorge de Alfama, y desde entonces San Jorge pasó a ser Patrono de todo el reino de Aragón. Existen una veintena de documentos de 1409, donde nos dan referencia de los intentos que hicieron D. Pedro III de Aragón y sus sucesores, para obtener la cabeza de San Jorge la cual se encontraba en Leválida, en el ducado de Atenas.
En Cataluña, la festividad de San Jorge se celebra como propia desde 1436, (235 años después que Aragón) debido a la petición hecha al Rey de Aragón, por los tres Brazos del General (“la Generalitat”), es decir, la Nobleza, el estamento Militar y la Iglesia. En el documento de petición, se afirma y se comprometen los catalanes a que el grito de combate de sus tropas a partir de ese instante sería:
¡ARAGÓ, SANT JORDI!. (1)
He aquí que con ese grito de guerra ¡Aragó, Sant Jordi!; se confirma una vez más, que tanto el pueblo como los estamentos catalanes hasta la Época Moderna, fueron siempre conscientes que eran parte constituyente del reino de Aragón, nunca un estado a parte .
En la actualidad sin embargo, el nacional – catalanismo da a entender que la festividad de San Jorge, ha sido catalana desde tiempos inmemoriales y que Aragón les ha copiado.
1.- Gran Enciclopedia Catalana. t.13 p.270

EL MESTRE RACIONAL Y LA HACIENDA FORAL VALENCIANA (IX)


Autor: Félix Mª. Ferraz Penelas – Valencia 1913
Archivo del Reino de Valencia. F-356.

Muerto D. Pedro en 1387, se apresuró su hijo don Juan I de Valencia a dictar la pragmática de 21 de agosto del mismo año, ordenando que fuesen ocupados todos los derechos que se habían separado de la Corona, con restitución del precio verdadero por el cual se habían vendido. Algunos bienes fueron recobrados, pero murió el rey repentinamente y se suspendieron las reversiones con motivo de varias deudas y pleitos surgidos con motivo de ellas, los cuales fueron al fin fallados a favor del Real Patrimonio, mandándose depositar las cantidades respectivas cuando los poseedores no querían admitirlas en calidad de devolución o de retracto

El año 1418 D. Alfonso V de Aragón revocó muchas enajenaciones de villas y lugares, entre ellas Liria y jijona, con más las jurisdicciones y los tercio-diezmos de otras muchas, y por el privilegio del mismo D. Alfonso, de 29m de enero del citado año, prometió este monarca, en fe de Real palabra, por vía de contrato irrevocable y bajo juramento que prestó, que no separaría la Albufera, sus salinas y su dehesa ni el tercio-diezmo del mar, gabela de la sal, peytas y morerías de la ciudad, hornos, baños, carnecerías, ni los demás derechos, pueblos ni villas que le pertenecían

El mismo don Alfonso, en su Real pragmática de 15 de mayo de 1447, decretó que si las enajenaciones de castillos, pueblos y derechos hubieran sido hechas por vía de contrato oneroso mediante precio, se restituyese éste a su poseedor, o en caso de negarse a recibirlo, se hiciera real depósito del precio rehusado; pero caso de permuta o concambio, se volviesen las cosas a su anterior estado, sin admitir pleitos, reintegrándose, aunque hubiese litigio pendiente que debería ser cortado, con indemnización de todos los derechos, sin que pudiera alegarse la prescripción inmemorial, porque el privilegio de don Pedro II, confirmado por sus sucesores bajo juramento, ya daba por nulas las enajenaciones que se hicieran contra lo en él establecido, y además porque, prohibida por las Cortes la enajenación, también se entendía prohibida la prescripción, pues era un precepto foral que la costumbre no pudiera valer contra los fueros, y además porque la ignorancia de la ley no podía alegarse

Así se convalidaron en las Cortes convocadas por el rey don Felipe III en Valencia, el año 1604, la posesión del duque del Infantado sobre las jurisdicciones suprema, mero y mixto imperio de las baronías de Alberique, Alcocer, Aláquez, Gabarda, Ayora y Alude, así como las de Villalonga y Villamarchante a favor del conde de Villalonga, y también la venta de la baronía de Planes hecha por Felipe II a favor del duque de Maqueda. Otras enajenaciones se convalidaron por distintos motivos, como ocurrió en las hechas en los territorios que habían sido abandonados por la expulsión de los moriscos, pero esto fue mediante concesiones de pagar un cuarto o un tercio o un séptimo de sus frutos, según fuesen tierras campas, viñas o secanos, respectivamente

Expuesta la diferencia de propiedades, o sea, las donadas a los conquistadores y las que quedaron libres, no por esto dejaron de gravarse unas y otras con tributos, pero no tanto éstas como aquellas. Los dueños de las heredades alodiales procedentes del reparto de la conquista, solo tenían las cargas de poblarlas, no enajenarlas, residir en el Reino de Valencia y defenderlo, y estaban exentos del reconocimiento, de la cabrevación y del censo, pero no de la firma de derecho ni del juramento de fidelidad al soberano; tampoco estaban libres de todo tributo, pues, los caballeros que contribuían, como todo cuidado, por los bienes muebles de que hicieron comercio, y también pagaban por las cargas vecinales decretadas por los Concejos para la defensa del fuero y del territorio; este tributo consistía en pagar un sueldo por libra tratándose de bienes muebles, y en el caso de poseer inmuebles, estos también pagaban doble tributo que aquellos. De este pago no se eximían ni aun los mismos eclesiásticos que gozaban de números exenciones

Otro tributo también concejil era el llado sisas, equivalente a los actuales derechos de consumo.

Las sisas se administraban entre el Bayle general y los diputados de la Ciudad, quienes de mutuo acuerdo nombraban en día de San Jaime los guardas de las puertas, y éstos debían servirlas y custodiarlas personalmente, so pena de privación del salario; más si había dolo o fraude, se les castigaba con privación del oficio, a juicio del Bayle, pero en el caso de ser éste benigno, podía castigarlos el lugarteniente general o gobernador a instancia de los síndicos o de los jurados

Los derechos de sisas eran muy variados y diferían según se tratara de Valencia o de otras poblaciones del Reino, cada una de las cuales tenía sus tarifas, en especial las villas y pueblos de alguna importancia.

A los defraudadores se les imponía el duplo de los derechos si los géneros estaban, además, sujetos al peaje, y en cuanto a las sisas, se les confiscaban los géneros y se llamaba a los arrendatarios a composición, reservado a la Ciudad lo que le correspondía y adjudicando una tercera parte al acusador, después de pagar los gastos de los guardas. De lo restante disponía la Baylía de la mitad y los diputados de la Ciudad de la otra mitad

El peaje era tributo que se pagaba principalmente por el trigo que venía por mar, a razón de tres dineros por carga; los extranjeros lo pagaban en el Almudín, a razón de tres dineros por libra, y en este pago se computaban a la vez los derechos de peaje y almudinaje; este consistía en un arbitrio sobre las readuras y las esteras del Almudín, y estaban exentos del mismo todos los vecinos del Reino. Gozaban franquicia del peaje los que poseían caballo y armas, siempre y cuando el caballo tuviese un valor de mas de cuarenta escudos; igualmente gozaban de esta exención los que traían madera del valle de Ayora, así como los frailes de Benisa por la madera que traían, de mismo modo que los géneros importados en naves traídas por tempestad o naufragio y también las mercancías traídas por frailes mercenarios al venir de la redención de cautivos, más otros muchos artículos exceptuados por especiales privilegios, tales como las armas, las ropas hechas, los objetos de madera y otros muchos de hierro que se especificaban en los Reales Privilegios; también estaban libres de derechos los pescados de río, pero no los de mar ni de la Albufera, pues pagaban diezmo y quinto, respectivamente; los que traían moros cautivos, también se eximían de todo derecho real por su importación, y los extranjeros estaban exentos también por las cosas que compraban, si las vendían otra vez dentro del año en la misma ciudad donde las habían comprado.

VALENCIANS I CATALANS (V)







Autor: Agusti Galbis






En la pagina 25 del llibre "Alfons de Borja y la ciudad de Valencia", referent al valencià Arinyo, llegim que "...en 1419, los jurats, advertidos de las intrigas de ciertos curiales que pretendían su destitución para que lo sustituyera el catalán Pere Margaf, actuaron con rapidez y contundencia en su favor, consiguiendo que permaneciese en la cancillería, precisamente por su condición de valenciano: aparte de él -alegaban- "de aquesta ciutat no y ha home de ploma en cort". Per esta volta, les intrigues dels catalans, no pogueren en els valencians. ¿Com acabaràn les continues intrigues que hui menegen catalans i catalanistes en contra de la personalitat valenciana?
El 1420, el Consell municipal valencià obtingué la revocació del nomenament de catalans per a l'alcaidia d'Oriola i la governacio de Valencia. Lo mateix succeí en la Vall d´Uxo, quan el rei nomenà a Gispert de Talamanca, ya que era "non valentinus sed pocius catalanus". En les Corts catalanes de 1420, es demanà la destitució del governador del Rossello, per ser valencià. Llegim en "Pensamiento político catalán que "en las cortes catalanas de 1420, al presentar al monarca el 10 de abril los capítulos de corte, hácese constar en el 23 como los valencianos no podrán ejercer oficios jurisdiccionales dentro del Principado". I ...els panques nos parlaran de la germanor i del amor entre valencians i catalans. ¿Quina millor demostracio?
El 10 de maig de 1440, els Jurats escriuen "Al molt reverent pare en Christ lo senyor bisbe de Valencia" ("Alfons de Borja y la ciudad de Valencia"), i li conten que: "lo venerable e religios frare Marti Trilles, provincial en la provincia d'Arago de l'orde de Frares Prehicadors, per esser natural de aquesta ciutat es maltractat e molestat en diverses maneres per alguns frares cathalans del dit orde, ab calor dels consellers de Barchinona...".
El mateix dia envien una atra carta al "Molt excellent princep e poderos rey e senyor" (Epistolari de la Valencia medieval II.), diguent-li que "En dies passats lo religios frare Marti Trilles, maestre en sacra theologia, de l'orde de frares prehicadors, per sa suficiencia, virtuts, vida e merits comendables, fon promogut a provincial del dit orde en la provincia d'Arago, e axi com a provincial ha residit per algun temps, e resideix de present, en lo monestir de la ciutat de Barchinona, vivint honestament e regint son offici virtuosament e sancta. Empero, perque es natural de aquesta ciutat, no plau ni poria plaure als frares cathalans....han cominat molestar e s´esforcen molestar e maltractar aquell en moltes maneres....."
Hi ha dos cartes mes sobre la questio, dirigides al bisbe de Lleida i conseller del rei, i a mossen Bernat Guillem Sabrugada, protonotari de la reina (f. 192r-v). Com podem comprovar, l´odi dels catalans aplega inclus al clero valencià. Es de destacar que el atac no partí nomes dels frares catalans. Com diuen els nostre Jurats, estos actuaven "ab calor dels consellers de Barchinona...".La conclusio es que ni els frares valencians poden estar tranquils si es troben prop de catalans. En valencià antic, germa es dia frare ("frares e germans nostres"), del llati frater. Vegem que si son valencians, els catalans no volen ni als frares. ¿Com anem a ser germans?.
Per a que comprovem que les "fraternals" relacions abraçen tots els aspectes de la vida, -hem vist politic i relligios-, anem a deixar constancia d´un eixemple de practica comercial deslleal. Es relata el 22 de giner de 1440. (Epistolari de la Valencia medieval II)
"....alguns mercaders de Barchinona e de Mallorques han scrit als dits moros que se´n vagen lla, offerint-los part en cascuna galera de les grosses, e que s´aturen en Barchinona o en Mallorques per fer la mercaderia en terra de moros, offerint-los, encara, que si lo dit senyor rey volia res d´ells, que ells ho pagaran tot......... E de bona equitat, los de Barchinona ni de Mallorques no deurien servar tals pratiques ab nosaltres, que son total destruccio nostra, per ço com, anant-se´n los dits moros del regne a onsevulla, hauria tan gran detriment e dan la ciutat que no.s poria bonament reparar, ans serien en cami de cessar la mercaderia e tot lo be en aquesta ciutat e regne, e, per consegüent, la destruccio total nostra staria apparellada"
Per acabar per a hui i com a curiositat, pase a reproduir lo que pot ser a modo de la "clausula Camps", en relacio al comerç, pero dictada per els catalans en les Corts de Barcelona de 1365. (Cortes de los antiguos reinos..... Vol. II.p. 395). Diu: "Declara empero la dita Cort quels blats de la exida de Cathalunya per portar en Arago o en Regne de Valencia no paguen sino aytant com los del Regne d´Arago e de Valencia faran pagar... E si los D´Arago o de Regne de Valencia feyen pagar mes avant per los dits blats e mercaderies quels deputats de Cathalunya puxen anedir als dits blats e mercaderies segons que a ells sera semblant." Curios ¿no?. Segur que hi haura bacores, que diran que si ho fan els catalans ¡ben fet esta!. ¿Raons? milanta mil, reals i inventades. Te igual. Trobaran totes les escuses del mon. Pero...¡Ausades, si ho fem els valencians! ¡Quina vergonya que els fa!. I la verdadera vergonya es que hi haja catalanistes per als qui, sempre, sempre, es aixina. Tot lo que fan els catalans ¡Ben fet! Tot lo que fem els valencians ¡Mal fet! ¿Realment son dignes de dir-se valencians?

miércoles, 24 de noviembre de 2010

VICENTE BLASCO IBAÑEZ (y VI)


BIOGRAFÍA BREVE - Valencia (29-1-1867), + Menton (Francia) (28-1-1928)

Datos basados en el libro “Vicente Blasco Ibáñez”, biografía escrita por D. José L. León Roca

En 1917 Blasco Ibáñez emprende una nueva aventura, la cinematográfica, y estrena en París la versión cinematográfica de Sangre y Arena, constituyendo un gran éxito. En agosto visita Valencia para ambientar su próxima película Flor de Mayo. Escribe Mare nostrum, que se publica en 1918, el año en que finaliza la Guerra Europea con la rendición, en el mes de noviembre, de Alemania. La guerra había durado cuatro años y supuso una enorme sangría de recursos económicos y, sobre todo humanos.
En 1919 escribió su novela Los enemigos de la mujer. En octubre embarca rumbo a Nueva York, iniciando así su viaje a los Estados Unidos, donde acude para dar una serie de conferencias. Su estancia se prolongará hasta julio de 1920. Poco después falleció en Valencia su hijo Julio César. En 1920 es nombrado doctor honoris causa por la Universidad de Washington. En abril se desplaza a Méjico y más tarde a Cuba.
A principios de 1921 se proyecta la versión cinematográfica de Los cuatro jinetes del Apocalipsis. Blasco regresa a España, y en Valencia se le rinde una semana de homenaje. En junio aparece su libro El préstamo de la difunta. En 1922 escribe La Tierra de todos, y El paraíso de las mujeres, que en realidad era un guión cinematográfico. En 1923 se publica su novela La Reina Calafia, y en octubre emprende su viaje alrededor del mundo, que durará seis meses. En 1924 se publica Novelas de la Costa Azul, y dos de los tres tomos de la Vuelta al mundo de un novelista. El tercer número se publicó en 1925.
A pesar de que gozaba de una posición económica envidiable, de que residía habitualmente fuera de España, en su finca de Menton (Francia), y de que ponía en peligro su candidatura para optar al Premio Nobel de Literatura, Blasco Ibáñez no pudo permanecer impasible ante la situación por la que atravesaba España tras la proclamación de la dictadura militar de Primo de Rivera, apoyada por la monarquía, y se unió a los intelectuales españoles exiliados en París para denunciar la situación política de nuestro país. Así, además de participar en una publicación periódica titulada España con Honra, junto a Unamuno, publicó su manifiesto Una nación secuestrada. Como consecuencia el Ayuntamiento de Valencia retiró la placa de la plaza que le había sido dedicada y persiguió a su familia en Valencia.
El 28 de enero de 1928, un día antes de cumplir 61 años, falleció en su villa de Fontana Rosa a consecuencia de una neumonía, agravada por la diabetes que arrastraba desde hacía años. En 1929 se publican sus dos últimas novelas, El caballero de la Virgen y En busca del Gran Kan.
El 29 de octubre de 1933, dos años después de la proclamación de la II República española, sus restos regresaron a Valencia desde Menton, como había sido su deseo, a bordo del acorazado Jaime I, buque insignia de la armada española, siendo recibidos en un acto multitudinario presidido por el Presidente del Gobierno, el Alcalde de Valencia y multitud de personalidades, trasladándose a hombros por grupos de voluntarios desde el puerto hasta la Lonja, donde se instaló la capilla ardiente. El Ayuntamiento de Valencia diseñó un grandioso mausoleo, rematado por un grupo escultórico realizado por su gran amigo, Mariano Benlliure, para dar cabida a los restos de Blasco Ibáñez, sin embargo el estallido de la Guerra Civil en 1936 frustró el proyecto. Su memoria fue borrada, sus libros prohibidos, su familia perseguida y sus bienes incautados. Las obras realizadas hasta ese momento en el mausoleo fueron destruidas y el solar donde se asentaba, en un lugar privilegiado del Cementerio municipal, fue utilizado años más tarde para construir el crematorio. A pesar de todo ello, sus restos se conservaron, y reposan en la actualidad en un nicho ordinario, casi anónimo, en el cementerio civil de Valencia.
Datos basados en el libro “Vicente Blasco Ibáñez”, biografía escrita por D. José L. León Roca

RONDALLES DEL PARE GUINOT (VIII)


PAM, PAM, PAM.

En una casa hi havia freqüentes discussions entre marit i muller per causa dels joguets del chiquet.
El pare volia que el seu chiquet fora ben valent, gens apocat, i per a fomentar eixa qualitat, el joguets havien de ser tots espases, canons, tanques, bombarders, soldats de totes les armes, pistoles, ametralladores i coses paregudes.
La mare, sense pretendre que el seu filll fora un afeminat, preferia que els joguets foren instructius , pacifics, com arquitectures, esferes, estuchos de dibuix, pintures, barquetes, orguens, trenets, avions, o si no de caracter deportiu o jocs de salo, com balons, bicicletes, parchissos, etc.
Al chiquet la que mes ilusio li donaven eren les pistoles, espases i ametralladores. ¡ El goig que li fea la pistola de son pare, que ell havia descobert en el calaix d'un moble al costat del llit !.
Era feliç quan se cenyia a la cintura l'espasa i cridava: ¡ presenten, armas! o quan agarrava l'ametralladora en les seus mans infantils i, rodant-la de dreta a Ezquerra, simulava un ametrallament, dient: ta, ta, ta, ta, ta. o empunyava la pistola i apuntant als de casa, dia “pam, pam, pam, pam”.
Era inutil que sa mare, a qui li desagradaven tots eixos jocs marcials, li diguera: "Pasqualet, no m'agraden gens eixa classe de jocs. ¿ Tu no saps que del manec d'una granera una vegada va eixir un tir?
"Algun dia tindras un disgust". El chiquet no fea cas i seguia en els seus jocs belicosos. Pero lo que no " passa en un any passà en un día, i este dia va ser aquell en que es va apoderar de la pistoleta de son pare.
¡Era tan boniqueta! Nova, per estrenar ,pareixia un joguet, i per a jugar en ella, la va agarrar.
Baixà a on estaven sos pares i, apuntant-los en la pistoleta, la movia d'un, costat a l'atre dient: " manos arriba, tiren las pistolas, pim,pam, pum".
Es veu que, sense saber com, apreta el dit que tenia posat en el "gatillo", i al instant se sentia el ruido del tir, mentres son pare caia en terra malferit.
El portaren a l'hospital, i a les poques hores moria.

Artana Estiu 1991
Per Josep Maria Guinot i Galan
El Pare Guinot. (q.e.p.d.)

LES BANDERES NO REPRESENTAVEN ESTATS


Per: Josep Boronat Gisbert (q.e.p.d.)

Una atra ficcio s’està afegint a les falsetats historiques d’una Confederacio entre Arago, Valencia i els comtats catalans, i sobre l’orige catala de les barres d’Arago, ya comentaes.

Est atre erro –conectat als anteriors- es la suposicio o asseverament de que, en algun temps, Arago, Valencia i Catalunya han tingut la mateixa bandera. Es este un assunt que conve tindre clar: durant l’existencia juridica del Regne de Valencia, les banderes NO EREN SIGNES REPRESENTATIUS de regnes, nacions, comtats o imperis.

Les banderes s’usaven com a insignia “personal “ o “familiar” del rei, senyor feudal, marques, comte o princip, o com a distintiu de les ciutats o viles, i d’unitats d’eixercit. Pero no s’usaven representant l’entitat juridica o politica que tenia per senyor una determinà persona: i molt manco quant este senyor ho era simultaneament de varies d’estes entitats independents. Es aclarior, per a comprendre esta mentalitat migeval, un fragment de “Las Siete Partidas” (1625) del Rei Alfonso X el Sabio, gendre de Jaume I: Partida 2ª, Tit. 23: estandarts, pendons, banderes, senyeres, tot son insignies que poden usar determinaes persones, pero no ensenyes territorials o nacionals.

Com a signe representatiu d’entitats politiques, lo que en l’actualitat denominem Estats, les banderes son de creacio o adopcio relativament moderna.

En França, el rei portava la blanca de la familia borbonica. La ciutat de Paris tenia els color blau i grana, i en 1789 v’afegir el color blanc del rei, quan Lluïs XVI realisà la famosa visita a “l’Hotel de Ville”. I esta bandera de Paris fon mes tart, en el sigle XIX, la que es v’adoptar definitivament com a ensenya nacional de França per Lluïs Felip I (1773-1850).

En Espanya, fon el rei Carles III (1759-1788) qui va crear la bandera nacional, per Decret de 28 de maig de 1785. No l’havia tinguda ni en temps de Felip II.

Pero d’este fet conve coneixer algunes circunstamcies que son alliçonaores per a allumenar criteris actualment com el seu antecessor Felip V usava la bandera blanca de la familia dels Borbons, igual a la del rei de França, sense mes diferencia que la poc visible –segons son de bon criteri- de l’escut; i com aço podia donar lloc a confusions llamentables, Carles III determinà que s’estudiara be l’assunt i que li proposaren diferents models de banderes en les que entrara el blanc del seu llinage. D’entre els diferents models inressats, v’elegir el que tenim actualment, adoptant-los com a simbol d’Espanya. No es que la duguera de Napols.

Notem que, abans del Decret, Espanya i França no tenien bandera. Uns reis d’Estats diferents usaven la mateixa bandera, la blanca dels Borbons. Les banderes no representaven al Regne, sino al Monarca. Lo mateix que en els regnes de Valencia i Arago en temps de la seua existencia juridica.

Adonem-mos tambe de que l’implantacio d’una bandera nacional diferent de la del rei, la fa Carles III, precisament perque portava a confusions llamentables el fet de que dos banderes tingueres per unica diferencia la poc visible de l’escut. Aço hauria de fer reflexionar als que ara pensen que es prou un escut per a diferenciar la bandera de Valencia de la de Catalunya.

El Regne de Valencia i els Comtats de Barcelona no havien tingut bandera. No te sentit dir que tenien la mateixa. I ara, la de Valencia no pot ni deu de ser igual a la de Catalunya. Un escut no diferencia.

LA LLEI DE DEFENSA DE LES SENYES D'IDENTITAT VALENCIANES



La Llei de Defensa de les Senyes d´Identitat Valencianes nace auspiciada por la Coordinadora de Entidades Culturales del Reino de Valencia

Nota de Prensa16 de noviembre de 2007Un grupo de juristas valencianos impulsa una Iniciativa Legislativa Popular en Defensa de las Señas de Identidad Valencianas
Tras los continuos ataques que nuestras señas de identidad están sufriendo, no sólo desde el catalanismo más furibundo, sino también de las políticas impulsadas desde el gobierno nacional de Zapatero, un nutrido grupo de juristas valencianos, dirigidos por Juan García Sentandreu y José Manuel Vidagany, impulsan una Iniciativa Legislativa Popular que bajo el nombre de “Llei de Defensa de les Senyes d´Identitat Valencianes” debe ser un elemento de autoproclamación de nuestra valencianía y el respeto a la historia de nuestras señas de identidad.
Sentandreu dijo que “el texto articulado, con un claro contenido foralista, desarrolla los elementos que conforman la personalidad valenciana”, haciendo especial referencia a “la denominación y delimitación territorial, Real Señera, Himno, Llengua Valenciana y al patrimonio económico-cultural valenciano”, donde se incluyen la defensa del campo y la industria tradicional valenciana.
Como indicó el líder valencianista, el propio Preámbulo de la norma denuncia que ni el Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana de 1982, ni la más reciente reforma estatutaria aprobada por el PP y PSOE, han sabido profundizar en la recuperación de una historia, de unas leyes y una autonomía acorde con lo que fuera el Reino de Valencia. Así, y como dicen los redactores, la foralidad valenciana para el PP y PSOE se ha quedado reducida a una mera retórica circunscrita a la recuperación del derecho civil valenciano, tal y como realiza el vigente Estatuto de Autonomía, y esto, no sólo supone una manipulación de nuestra identidad como pueblo, sino una renuncia expresa de nuestro territorio histórico a su pleno derecho de autogobierno. A este respecto, José Vidagany indicó que el foralismo es el instrumento aglutinador y donde confluye en la Comunidad Valenciana el regionalismo reivindicativo y el nacionalismo moderado, convirtiéndose en una figura jurídica que respetando la actual estructura constitucional de España, reclama las máximas cuotas competenciales dentro del Estado.
Así Vidagany afirmó que “crear fórmulas artificiales como han hecho vascos y catalanes, desesperados por conseguir un hecho diferencial que les permita seguir aprovechándose del Estado, sólo nos conduciría a convertirnos en una región de segunda al compás de las reivindicaciones nacionalistas, que al final buscan su escape a través del independentismo”, alegándonos y abandonando “un patrimonio identitario y cultural que los valencianos y el Reino de Valencia ha ido conformando a lo largo de muchos siglos de historia”.
La Iniciativa Legislativa se divide en 35 artículos, agrupados en cuatro Títulos, bajo los epígrafes de Título I. De las señas de identidad; Título II. De las características de las señas de identidad; Título III. Del uso, promoción y difusión; Título IV. De su protección.
Bajo esta Ley se recogen toda una serie de medidas legislativas para promocionar nuestras señas de identidad a través de su fomento en la sociedad, fomento en la cultura, su fomento en la educación y su fomento en el ámbito local, además de establecerse como día oficial de las Señas de Identidad Valencianas el 23 de mayo.
Quizás una de las singuralidades que también llaman la atención de esta Ley es la creación del llamado Institut de Defensa de les Senyes d´Indetitat Valencianes, que vinculado a la Generalitat Valenciana y con independencia para el ejercicio de sus funciones, tiene como principal actividad exigir a todas las instituciones u organismos públicos y privados, sistema educativo, partidos políticos, sindicatos, funcionarios y particulares el cumplimiento y respeto de nuestras señas.
La denominación de País Valencià, países catalanes, lengua catalana para referirse al idioma valenciano o la suplantación de la Real Señera por la cuatribarrada, son cuestiones que tienen la calificación de ilegales en esta norma, y por lo tanto, perseguibles y sancionables por el Estado.
Es quizás en el apartado de medidas de protección donde los redactores han tenido especial interés en profundizar en una serie de actuaciones que destinadas a impedir la vulneración de nuestras señas de identidad, no traspasaran los límites de la libertad y democracia instaurados por la Constitución española. Así, la defensa de lo propio se hace perfectamente compatible con otros principios constitucionales totalmente respetables, pero donde los primeros, por su contenido de patrimonio cultural e identitario de los valencianos, adquieren un estatus privilegiado y de mayor rango de protección.La Coordinadora de Entidades Culturales del Reino de Valencia, en reunión del pasado viernes 16 de noviembre de 2007, acordó hacer suyo el proyecto reivindicativo de esta Ley y promover una gran campaña de sensibilización ciudadana con la que su presidente, Juan Romero, desea denunciar los ataques del catalanismo y la pasividad o complicidad de los dos grandes partidos nacionales, PP y PSOE, en este tema.
Juan Romero indicó que es el momento de que todo el entramado asociativo valencianista converja en un gran proyecto legislativo de defensa de lo propio, sin recriminar ni atacar a nadie, pero exigiendo el respeto que los valencianos y nuestras señas patrias se merecen.
El presidente de la Coordinadora manifestó que ahora se abre un gran proceso de concienciación y donde se reclama la unidad de todas las entidades culturales valencianistas entorno a esta Iniciativa, que no es de unos ni de otros, sino que debe de ser del pueblo valenciano y de nuestra historia.
Romero indicó que la presentación oficial ante la sociedad valenciana de esta “Llei de Defensa de les Senyes d´Identitat Valencianes” se realizaría el próximo 4 de diciembre a las 20 horas en la sede del Grup d´Accio Valencianista, una entidad cultural valencianista que simboliza mucho de los expresado en esta Ley, y a partir de ese momento, y antes de su presentación formal ante el Letrado de Las Cortes Valencianas, se visitarían todas y cada una de las entidades, asociaciones, colectivos, Ateneos y agrupaciones valencianas y valencianistas para que a través de un procedimiento participativo que ya se determinará, puedan colaborar y adherirse como coautores del proyecto de oficialización de esta Iniciativa Legislativa.

EDICTO DE EXPULSION DE LOS JUDIOS DE ESPAÑA


"El Decreto de la Alhambra
Los Reyes Fernando e Isabel, por la gracia de Dios, Reyes de Castilla, León, Aragón y otros dominios de la Corona- al príncipe Juan, los Duques, Marqueses, Condes, órdenes religiosas y sus Maestres, señores de los Castillos, Caballeros y a todos los judíos hombres y mujeres de cualquier edad y a quienquiera esta carta le concierna, salud y gracia para él.
Bien es sabido que en nuestros dominios, existen algunos malos cristianos que han judaizado y han cometido apostasía contra la santa fe Católica, siendo causa la mayoría por las relaciones entre judíos y cristianos. Por lo tanto, en el año de 1480, ordenamos que los judíos fueran separados de las ciudades y provincias de nuestros dominios y que les fueran adjudicados sectores separados, esperando que con esta separación la situación existente sería remediada, y nosotros ordenamos que se estableciera la Inquisición en estos dominios; y en el término de 12 años ha funcionado y la Inquisición ha encontrado muchas personas culpables además, estamos informados por la Inquisición y otros el gran daño que persiste a los cristianos al relacionarse con los judíos, y a su vez estos judíos tratan de todas maneras a subvertir la Santa Fe Católica y están tratando de obstaculizar cristianos creyentes de acercarse a sus creencias.
Estos Judíos han instruido a esos cristianos en las ceremonias y creencias de sus leyes, circuncidando a sus hijos y dándoles libros para sus rezos, y declarando a ellos los días de ayuno, y reuniéndoles para enseñarles las historias de sus leyes, informándoles cuándo son las festividades de Pascua y cómo seguirla, dándoles el pan sin levadura y las carnes preparadas ceremonialmente, y dando instrucción de las cosas que deben abstenerse con relación a alimentos y otras cosas requiriendo el seguimiento de las leyes de Moisés, haciéndoles saber a pleno conocimiento que no existe otra ley o verdad fuera de esta. Y así lo hace claro basados en sus confesiones de estos judíos lo mismo a los cuales han pervertido que ha sido resultado en un gran daño y detrimento a la santa fe Católica, y como nosotros conocíamos el verdadero remedio de estos daños y las dificultades yacían en el interferir de toda comunicación entre los mencionados Judíos y los Cristianos y enviándolos fuera de todos nuestros dominios, nosotros nos contentamos en ordenar si ya dichos Judíos de todas las ciudades y villas y lugares de Andalucía donde aparentemente ellos habían efectuado el mayor daño, y creyendo que esto sería suficiente de modo que en esos y otras ciudades y villas y lugares en nuestros reinos y nuestras posesiones sería efectivo y cesarían a cometer lo mencionado. Y porque hemos sido informados que nada de esto, ni es el caso ni las justicias hechas para algunos de los mencionados judíos encontrándolos muy culpables por los susodichos crímenes y transgresiones contra la santa fe Católica han sido un remedio completo obviar y corregir estos delitos y ofensas. Y a la fe Cristiana y religión cada día parece que los Judíos incrementan en continuar su maldad y daño objetivo a donde residan y conversen; y porque no existe lugar donde ofender de más a nuestra santa creencia, como a los cuales Dios ha protegido hasta el día de hoy y a aquellos que han sido influenciados, deber de la Santa Madre Iglesia reparar y reducir esta situación al estado anterior, debido a lo frágil del ser humano, pudiese ocurrir que podemos sucumbir a la diabólica tentación que continuamente combate contra nosotros, de modo que, si siendo la causa principal los llamados judíos si no son convertidos deberán ser expulsados del Reino.
Debido a que cuando un crimen detestable y poderoso es cometido por algunos miembros de algún grupo es razonable que el grupo debe ser absuelto o aniquilado y los menores por los mayores serán castigados uno por el otro y aquellos que permiten a los buenos y honestos en las ciudades y en las villas y por su contacto puedan perjudicar a otros deberán ser expulsados del grupo de gentes y a pesar de menores razones serán perjudiciales a la República y los más por la mayoría de sus crímenes sería peligroso y contagioso de modo que el Consejo de hombres eminentes y caballeros de nuestro reinado y de otras personas de conciencia y conocimiento de nuestro supremo concejo y después de muchísima deliberación se acordó en dictar que todos los Judíos y Judías deben abandonar nuestros reinados y que no sea permitido nunca regresar.
Nosotros ordenamos además en este edicto que los Judíos y Judías cualquiera edad que residan en nuestros dominios o territorios que partan con sus hijos e hijas, sirvientes y familiares pequeños o grandes de todas las edades al fin de Julio de este año y que no se atrevan a regresar a nuestras tierras y que no tomen un paso adelante a traspasar de la manera que si algún Judío que no acepte este edicto si acaso es encontrado en estos dominios o regresa será culpado a muerte y confiscación de sus bienes.
Y hemos ordenado que ninguna persona en nuestro reinado sin importar su estado social incluyendo nobles que escondan o guarden o defiendan a un Judío o Judía ya sea públicamente o secretamente desde fines de Julio y meses subsiguientes en sus hogares o en otro sitio en nuestra región con riesgos de perder como castigo todos sus feudos y fortificaciones, privilegios y bienes hereditarios.
Hágase que los Judíos puedan deshacerse de sus hogares y todas sus pertenencias en el plazo estipulado por lo tanto nosotros proveemos nuestro compromiso de la protección y la seguridad de modo que al final del mes de Julio ellos puedan vender e intercambiar sus propiedades y muebles y cualquier otro artículo y disponer de ellos libremente a su criterio que durante este plazo nadie debe hacerles ningún daño, herirlos o injusticias a estas personas o a sus bienes lo cual sería injustificado y el que transgrediese esto incurrirá en el castigo los que violen nuestra seguridad Real.
Damos y otorgamos permiso a los anteriormente referidos Judíos y Judías a llevar consigo fuera de nuestras regiones sus bienes y pertenencias por mar o por tierra exceptuando oro y plata, o moneda acuñada u otro artículo prohibido por las leyes del reinado.
De modo que ordenamos a todos los concejales, magistrados, caballeros, guardias, oficiales, buenos hombres de la ciudad de Burgos y otras ciudades y villas de nuestro reino y dominios, y a todos nuestros vasallos y personas, que respeten y obedezcan con esta carta y con todo lo que contiene en ella, y que den la clase de asistencia y ayuda necesaria para su ejecución, sujeta a castigo por nuestra gracia soberana y por la confiscación de todos los bienes y propiedades para nuestra casa real y que esta sea notificada a todos y que ninguno pretenda ignorarla, ordenamos que este edicto sea proclamado en todas las plazas y los sitios de reunión de todas las ciudades y en las ciudades principales y villas de las diócesis, y sea hecho por el heraldo en presencia del escribano público, y que ninguno o nadie haga lo contrario de lo que ha sido definido, sujeto al castigo de nuestra gracia soberana y la anulación de sus cargos y confiscación de sus bienes al que haga lo contrario.
Y ordenamos que se evidencie y pruebe a la corte con un testimonio firmado especificando la manera en que el edicto fue llevado a cabo.
Dado en esta ciudad de Granada el Treinta y uno día de marzo del año de nuestro señor Jesucristo de 1492.
Firmado Yo, el Rey, Yo la Reina, y Juan de Coloma, secretario del Rey y la Reina quien lo ha escrito por orden de sus Majestades.

LA EDAD MEDIA EN LA CORONA DE ARAGON (III)


Autor: Desconocido

Ribagorza
No aparece en la historia antes de la Reconquista, y al sonar su nombre por vez primera se presenta como condado propio de los mismos condes de Tolosa y esto en los albores del sigo IX, año 807.
En el último tercio de éste aparece ya un conde privativo de Ribagorza, Ramón, probablemente hijo de un conde Bigorra llamado Donat Lop; una hermana de este Ramón de Ribagorza, Dadildio, fué la segunda mujer de Garci-Giménez, el fundador de la segunda dinastía navarra, y madre de Sancho Garcés I.
Bernardo, su sucesor, casó con Toda, hija del conde de Aragón Galindo Aznar II, y este matrimonio pasa por ser el fundador del monasterio de Ovarra, en las orillas del Isábena.
El heredero del conde Baernardo se llamó como su abuelo Ramón, y casó con Garzendís, hija de un conde ultrapirenaico; en este tiempo se consagró la iglesia catedral de Roda, año 956. Ana, hija de estos cónyuges fué mujer del conde de Castilla, Garci-Fernandez.
Siguiéronse varios condes que tomaron parte en hechos de armas contra los moros, y en el primer tercio del siglo XI, allá por los años 1015-1025 se incorporó el condado a los dominios directos de Sancho Garces III, el Mayor.
El afán de heredar a los hijos dándoles a todos parte de la herencia paterna y con iguales honores, hizo que el conde Ramón I separase Pallás de Ribagorza, dando el primero con el título de condado a su primogénito Isarno.
Las inclinaciones de esta rama condal no se apartaron de los de la otra; el primer conde privativo de Pallás, Isarno, cayó prisionero de los moros en Tudela; otro fué muerto por los moros en Monzón; hasta la extinción de la dinastía navarro-aragonesa, año 1134, los condes de Pallás llamaron señores suyos a los reyes de Aragón.
La única cuestión crítica que ofrece la historia de Ribagorza es la del origen del obispado de Roda: quieren unos que sea la sede de Lérida trasladada a dicha villa cuando los moros llegaron a esta ciudad; quieren otros que sea la de Ictosa, mencionada en la Hitación de Wamba, documento perfectamente legítimo.
Ni uno ni otro; ningún derecho legítimo puede alegar Lérida, para creer que su sede fué trasladada a Roda, absolutamente ninguno. Roda no es Ictosa: esta ciudad episcopal de la Hitarión corresponde a la Octogesa de los romanos y por César se sabe que estaba en las orillas del Ebro; las confrontaciones que da el documento de Wamba no han sido identificadas con poblados actuales tampoco, sino arbitrariamente.
Obispos conocidos no hubo en Roda hasta mitad del siglo X, y su diócesis careció siempre de límites ciertos aun tradicionalmente.
Hay, en cambio, hechos que permiten afirmar que el obispado de Roda es el de Zaragoza: sábese que el obispo de esta ciudad huyó llevándose las reliquias más preciadas de su iglesia, los cuerpos de San Vicente y San Valero; pues estos venerados restos existen en Roda, cuya catedral está bajo la advocación del primero.
El emblema de la catedral de Roda es el mismo que el de Zaragoza : el Agnus Dei; desde cuándo, no se sabe; la tradición unía las dos iglesias en la segunda mitad del siglo XII, como unía las tierras la tradición política.

AÑO 1.409. EL NOU GOVERNAOR CONTRA ELS CENTELLES.


En 1.409 el rei va nomenar governaor de Valencia al noble Arnau Guillem de Bellera, jurant son carrec en la catedral de Valencia el dia 25 de novembre.

El governaor sempre va demostrar sa devocio pel comte d’Urgell, per lo quel simple anunci del seu nomenament, fea dir que els Centelles el teniem per son enemic y en realitat la rivalitat entre Bernat Centelles y el governaor Bellera era total, degut a quel governaor emprava major ajuda possible a ses enemics els Vilaraguts.

No mes v’aplegar a Valencia escomençà el governaor Bellera a donar mostres de s’extraordinaria activitat y caracter. Primer v’intermediar en Xativa pera calmar als Centelles y als Maça de Lluna. Despres en la Ciutat de Valencia va castigar als partidaris dels Centelles que s’havien refugiat en la catedral. El vicari general en absencia del bisbe Hugo de Lupià v’excombregar a tots quants prengueren part en esta accio.

Ab la presencia del governaor Bellera no a soles es varen calmar les escaramusses entre els bandos dels Centelles y dels Vilaraguts, sino que estaven mes barallats que mai ante el recolzament descarat que prestava als Vilaraguts, per lo que varen decidir opondre’s al comte d’Urgell en la successio de la quel governaor tambe era partidari.

Va faltar en lo mateix any de 1.409 el jefe de la casa dels Centelles, Gilabert de Centelles y de Riu-Sec, senyor de la Baronia de Nules y Oliva que fon conseller y camarlenc del rei En Marti.

Ab tropes valencianes va participar en la defensa dels comtats catalans contra l’invasio dels d’Armanyac y caigue presoner en 1.390. En 1.394 es traslladà a Sicilia ab les tropes del rei En Joan I que envià en ajuda de son germa Marti. Tornat a Valencia prengue part en les banderies que enfrontaven als Soler y Centelles des de 1.396 per una desavenencia aguda entre Jaume Soler, baile general, y Gonçal Dies respaldat este per els Centelles bando que va capitanejar des de 1.398.

Li va succeir en els tituls de les baronies aixi com en la capitania dels Centelles son fill Bernat de Centelles Riu-Sec i Cabrera.


AÑO 1413. EL PADRE VICENTE FERRER RECONCILIA A LOS CENTELLES Y VILARAGUTS

El padre Vicente Ferrer feu el encargado de predicar los sermones de la cuaresma, sermones que constituyeron un clamoro éxito por la efectividad de sus consejos, que hicieron posible la pacificación y reconciliación de los bandos enfrentados entre los Centelles y los Vilaragut, desapareciendo los odios y rencores que durante tantos años ensangrentaron el Reino de Valencia.

Donde fracasaron reyes y gobernantes, leyes penales y represiones policiacas, se alcanzó con la ayuda sobrenatural, la paz, creando un clima de convivencia que se entendía no debería volver a turbarse.

Desde el mes de enero de 1410, el padre Vicente, Salió de Valencia a Alcoy, Elche, Orihuela y Murcia, predicando en todas estas ciudades con su acostumbrado fervor y consiguiendo arrepentimientos y conversiones, así como el entusiasmo de todas las gentes. Su fama llegó incluso a tierras de Granada dominadas por los mahometanos, a las que fue invitado por el rey moro. El padre Vicente que por entonces estaba molesto por una llaga en una pierna, no quiso renunciar a esta invitación y acudió a Granada subido en un jumento, siendo recibido con demostraciones de júbilo. Predicó y muchos estaban dispuestos a su conversión, pero desató la cólera de los morabitos y santones que trataron de darle muerte, por lo que el rey le aconsejó que saliera de Granada. De Granada pasó a Sevilla y Ecija, pasando después a Toledo.

martes, 23 de noviembre de 2010

TRIBUNAL DE LAS AGUAS DE VALENTIA (XII)


VALENSIYA. VALENSIA. VALENCIA.
Síntesis de la historia natural del Santo y Síndico Tribunal Edetano Tyrius. Narrasio al Us Natural. Per el So. Andrés Castellano Martí. So. Mestre de Traca.

8-Tanto en la época anterior musulmana como posteriormente en la cristiana, cada acequia tiene su Síndico, y éste sus Sequiers. Donde, como era el caso de Valencia, el número de acequias y de Síndicos era de varios, estos formaban un Sindicato o Tribunal. Cuando el Síndico era sólo uno él era el tribunal. La gestión, administración y buen funcionamiento de todo esto se hacía al rito Home. Es decir, al Bon Forat y Bona Hombra. De palabra y mirando siempre a la persona. Tanto el que daba justicia como el que la recibía eran copartícipes de la misma Bona o Mala Hombra. Dado que quien no obrara en justicia, en su Forat y Hombra, era maldecido. Cosa que todos veían. En ningún tiempo se escribió nada y todo se hizo con exactitud. Sólo cuando llegan los cristianos y a partir de ellos, es cuando se escribe y se deja constancia por escrito de aquello que se estima. Esto no lo hacen los Síndicos que configuran el Tribunal, sino aquellos que siendo secretarios o jueces de los usos catalano-aragoneses normalizan por escrito lo que ellos creen conveniente. Los escritos de tiempos cristianos cuando hablan de los riegos siempre se refieren a ordenanzas, pleitos entre labradores, o incluso acequias, que por nefasto destino caen en manos ajenas a quienes siguen los Usos Naturales. También existen escritos por designación real.
Los regantes de cada acequia que tienen derecho al agua, de entre todos los hombres santos que conocen, Homens, ellos eligen a uno como Síndico Mestre, y a varios como Caps, tomando todos el carácter propio que tiene en la cultura valenciana el Aveaor. Mientras en la cantera son Aveadores Síndicos. Aquí se les da el nombre de Síndicos Aveadores. Son Síndicos Aveadores. Ocurriendo en la huerta que se abrevia el compuesto y se nombran sólo como Síndicos. En la cantera se abrevia el compuesto y se nombra como Aveaor. En el rito, o ritos del fuego también se abrevia y Aveaor Mestre, queda como Mestre. En todos los casos sus funciones son las mismas, al igual que su carácter espiritual en el que todos creen, así como en los ritos que hacen; todos son idénticos. Durante la época musulmana los ulemas reconocen el carácter sagrado y santo de los Síndicos, razón por la cual la reunión de las acequias tiene lugar preferente en el centro alfaguara de la mezquita mayor de Valensiya, quedando para ellos reservado el sitio tanto en las oraciones como cuando imparten dirección y justicia. En el villorrio dependiente de Benaguacil, Benaduf, las mismas e idénticas funciones se hacen en una iglesia subterránea y con carácter cristiano.
Tras la conquista de las tierras Valensiyanas por los cristianos, el obispo Ferrer de Pallarés y sus canónigos, limpian la mezquita mayor de las gracias musulmanas, momento en que dejan de ir a ella los musulmanes aliados de los cristianos, pero sí continúan en su lugar los Síndicos del Agua. Decidiendo los eclesiásticos expulsarlos de su alfaguara era, esperando que el rey Jaime I los disuelva. Pues si bien estos ancianos no presumen ni alardean de sus secretas formas de hacer justicia, ni tampoco las comentan, todos saben que lo hecho lo es en la gracia, cosa que no depende de jerarquías ni musulmanas ni cristianas; de ninguna jerarquía; y por supuesto de ninguna creencia conocida.
Pero Jaime I no disuelve, ni suple, las formas de administrar las aguas que mantienen los musulmanes pues sabe y estima que los modos que ellos mantienen son insuperables. Omite de los clérigos su opinión, y estos no insisten pues en el carácter del rey no entra el hacerles caso en lo tocante a herejías, pues su padre Pedro el Piloso murió defendiendo una, la Catara, y Valensiya ha sido conquistada de forma mágica, en abuso de las creencias, y no por las armas. Anteriormente el rey ha sido excomulgado por el papa al negarse a reconocer a un obispo, y posteriormente le cortará la lengua a su confesor frai Berenguer de Castellbisbal. Jaime I morirá sin que el papa se digne coronarlo rey, pues Jaime se niega a pagarle impuesto. A lo largo de toda la historia cristiana los canónigos de la catedral nunca permiten se haga justicia en su interior, ni incluso cuando los Síndicos son todos cristianos, pues a pesar de ello el tribunal siempre mantiene la justicia por la gracia.
Ahora con Jaime I, también se repite lo que hicieran los romanos con los edetanos, que siendo ellos los sometidos ellos son los que imparten su justicia. Cuando son expulsados los Síndicos musulmanes del interior de la catedral, anterior mezquita, no se alejan de su alfaguara era, y mantienen sus ritos del agua como siempre hicieran; antes de iniciar las sesiones de justicia, salmodian, recuerdan en voz baja cuales son sus deberes, resultando que en estas salmodias no musulmanas, no alaban a Dios sino a su obra, al hombre. Alaban al Hombre Hombre. Home. Eso si; los musulmanes siguiendo la tradición son acertadamente discretos, y en ningún momento narran a quien no deben de narrar nada que pueda ser aplicado contra ellos. Siendo conocedores por narración de todas las creencias valencianas del agua, ellos a nadie lo dicen. Nadie los puede acusar de herejes pues nadie sabe exactamente su gracia.
En Benaduf, tras la conquista, los cristianos construyen una iglesia no subterránea, ampliando una casa romana, quedando la anterior como santuario, y a la vez se construyen conventos y una casa que atiende los actos de reunión del Juez y sus cuatro síndicos y sequiers.
La acequia de Moncada queda con un único Síndico el cual dirige y administra el agua. Los pueblos de Villamarchante y Ribarroja y Pedralba, con uno cada uno. Y Chelva con uno.

EL PP SE METE EN EL CHARCO DE LA TV3




VALENCIA HUI
Miércoles 4 de abril
31.03.07 01:42. Archivado en
Columnas

A "los de la brillantina" -los de Harvard- del PP les ha salido mal el farol que quisieron marcarse anunciando a bombo y platillo que iban a cerrar la TV3, brindis al sol que les ha desgastado electoralmente.
Lo han hecho con la intencionalidad de aparentar una valencianía y una defensa de la valencianidad que, a todas luces, no tienen, sobre todo desde que en comandita con el PSOE se montara la Academia Valenciana de la Lengua, la que Camps ha logrado incluir, para desgracia de los valencianos y genocidio de la Lengua Valenciana, en el Estatuto de Autonomía.
Los "cerebros" del PP han metido, bien metida, la pata en el pestilente charco organizado en derredor de la TV3 y ha conseguido, entre otros protestantes, que la mismísima Academia Valenciana de la Lengua (Catalana) se levante en su contra.
La AVL, en su sesión plenaria de ayer, avanzó de urgencia -en un comunicado vaticanista- su posición favorable a que la TV3 siga catalanizando el territorio valenciano, por estar entre las emisiones televisivas producidas "en todas las variedades del mismo sistema lingüístico".
Cuando lean el informe del CVC, en la Ley de la Creación de la AVL y en cualquier comunicado de esta sucursal del Instituto de Estudios Catalanes "mismo sistema lingüístico", deben entender "misma lengua", la catalana claro, que es lo que se callan los lobos vestidos con piel de cordero.
Tanto debe haberles impresionado a los del PP el asunto que se han tragado la bravata del 'voy y os corto la emisión', que han pasado, presionados por toda la corte de honor catalanista, de la chulería a decir digo donde dije Diego.
De cortarle la cabeza a TV3, el Consell le da la bienvenida oficial, consagra y consume la ilegalidad de sus emisiones en el espacio valenciano. Ilegalidad, porque a TV3 se le dio licencia para emitir sólo sobre su autonomía y no sobre otras. Ilegalidad, gracias al PSOE, bajo cuyo mandato comenzó a emitir, y al PP, que consintió y permitió complacidamente la colonización catalanista de Valencia por TV3, que complementa la no menos valiosa de Canal 9.
El Consell, además, este zafarrancho nos lo ha querido vender como un éxito y ventajoso trueque hecho con el Gobierno catalán, por el que dicen sí a la colonizadora TV3, a la que hace unas horas dijo no, a cambio de que las películas de vaqueros de Canal 9 se vean en Cataluña. Vergonzoso.

DE LA "NORMALITZACIO" ORTOGRAFICA A LA "CODIFICACIO" (II)




AUTOR: Joan Costa y Catala (q.e.p.d.)

Les Normes d'Ortografia Valenciana del trenta dos, que ara es diuen "de Castello", foren més una concessio a la pressio catalanista que una adaptacio fidel al modo de parlar valencià. Esta pressio, ab diferents alternatives, ha anat pujant durant les ultimes decades. No solament hi ha hagut una alteracio ortografica y morfologica del text original, sino una aplicacio unilateral i arbitraria de les mateixes Normes per a , finalment, deixar-les practicament de banda en defensa i us d'un catala pur i llis. L'Universitat s'ha convertit en el castell fort d'un catalanisme obert i confessat, que vol tindre ademes el control exclusiu de l'idioma, per a sometre-lo a l'Institut d'Estudis Catalans. No respecten ni les Normes de Castello ni l'Estatut d'Autonomia, ni tan sols la Constitucio Espanyola. En el fondo es que no respecten ni a Valencia ni al poble valencià. Ells van a la seua, i la seua es fer desapareixer tots els trets caracteristics de la llengua valenciana i posar en son lloc la catalana. Aixi de clar.
Lo pijor es que conten en l'ambigüetat i en la complicitat dels actuals estaments oficials. U no acaba de compendre el perqué, pero eixa es la realitat. Resulta que uns partits d'esquerra per naturalea i tradicio unitaris i centralisadors, estan fent el joc a un moviment d'orige clarament burgues i d'una forta tendencia separatista com es el catalanisme pur. Pero la contradiccio més gran es que, precisament en el naiximent i configuracio de l'autonomia valenciana, es quan més aire se li ha donat a eixa tendencia que, de fet, nos sucursalisa i subordina a Catalunya, buidant-nos de tota entitat propia. Es molt més que la llengua lo que està en joc, es la nostra identitat historia i el futur protagonisme del poble valencià en les decissions que més directament nos afecten. Mai, ni en els pijors moments del centralisme castella, esta identitat s'havia vist tan insidiosament amenaçada com ho està ara per la infiltracio anexionista catalana.En el punt basic, la llengua, eixa infiltracio es evident. Es tracta d'anar eliminant metodicament tot allo que identifica i diferencia al valencià, per a reduir-lo -normalitzar-lo, diuen- al catala standart. Eixa seria la codificacio final. Els qui no saben valencià son incapaços de vore les diferencies. Als qui l'han parlat de menuts, ab els defectes normals de tot llenguage familiar i poc cultivat, els fan vore que eixe valencià es vulgar i ple d'incorreccions, per a, seguidament, donar-los gat per llebre, empapuçant-los de catala "que es la llengua culta".
Anem a vore sumariament els principals casos d'eixa suplantacio.
1. En la llengua valenciana, tant classica com actual, fora d'un poble o d'alguna comarca molt reduïda, la construccio de lloc que respon a la pregunta ON o A ON? Ha mantingut fonamentalment l'estructura llatina d'on prové.
2. EN, seguida de lloc, respon a qualsevol pregunta d'ubicacio estatica o circumscrita: "en Valencia, en ma casa, en l'hort, en la montanya, en França, en el rebost, en terra..."
3. A, seguida de lloc, es generalment usada per a indicar contigüitat o proximitat: "a la vora del riu, a la porta de casa, al canto, a les afores del poble, al costat de ton pare, als peus del llit..."
4. En esta construccio de lloc, l'us de EN es precisament una de les diferencies sintactiques més caracteristiques entre el valencià i el catala. No es cosa d'ara, sino que tots els classics valencians usen EN i rarament A, si no es en els casos abans mencionats de contigüitat.
5. La sistematica sustitucio de EN per A es, per aixo, un atac al cor de la llengua valenciana dins d'eixe calculat proces d'assimilacio al catala. Es ademes un empobriment del llenguage, que crea en no poques ocasions ambigüetat i confusio: "Dis-li a (en) l'hort a mon pare..."
6. Inclus els qui defenen una unitat idiomatica no haurien de permetre que s'imponguera lo que es en el catala una carencia, un defecte, una llimitacio llingüistica, una pobrea de matisacio. No hi ha rao filologica, diacronica o sincronica, ni cap atra, cientifica o historica, que justifique el canvi de EN per A, si no es la del fet de que en catala es sempre A i mai EN.
2. La tipica preposicio catalana AMB, equivalent al CON castella, es i ha segut sempre forastera al valencià. Tots els classics sense excepcio usaven AB, i els actuals valencaparlants, EN. Tots excepte, naturalment, els partidaris de la nova llengua "normalitzada". Es dona el cas de que chiquets valenciaparlants, acostumats a usar EN sense diferenciar les seues varies acepcions, "traduixen" equivocadament alguns EN per AMB, a l'aplicar les normes que els donen en l'escola: "Anavem al bancal AMB carro" (?).
3. El valencià modern té el participi SEGUT o SIGUT, del que careix el catala, que usa ESTAT. Molts novells valenciaparlants, ansiosos d'acomodar-se a la "llengua culta" s'armen un embolic ab SER i ESTAR, "desapareguda alquiria arab que ESTIGUE (?) anteriorment poblacio romana". El participi SEGUT (en catala significa SENTAT) es evitat com la pesta.
4. De la mateixa manera, l'antiquada forma ESSER ha segut sustituïda en el parlar de totes les terres valencianes per la forma més simple SER. Per als catalans aixo es un castellanisme i retornen a l'ESSER antic, que es com s'usa en catala.
5. AQUEST i AQUEIX son igualment formes antiquades totalment en desus en el valencià actual, pero vives en el catala. Els valencians hem seguit el mateix proces que els castellans respecte a AQUESTE i AQUESE, diguem EST(E) i EIX(E). No aixi els catalanistes que retornen d'una manera forçada a l'AQUEST i AQUEIX, invocant als nostres classics, cosa que no fan en el cas de AMB.
6. ALTRE i NOSALTRES tambe havia desaparegut del valencià viu consolidant-se definitivament les formes ATRE i NOSATRES (NOSATROS I MOSATROS). Esta caiguda de la L es troba ya en passages tan antics com alguns dels Furs i del llibre del Consolat de Mar. Té, per tant, uns dignes antecedens, encara que els classics valencians usen practicament les formes en L. Pretext suficient per a borrar les formes vives i retornar a les mortes, que son actuals en el catala.
7. La desinencia verbal catalana -ITZAR, derivats i similars no es ni tan sols mencionada en les "Normes de Castello". El mateix Carles Salvador, gran propagandiste d'estes normes, s'ate a la forma valenciana -ISAR, general en tota la nostra area llingüistica i corresponent a la manera de pronunciar-se: realisar, autorisar, i no realitzar, autoritzar... De nou s'impon la "variant" catalana, nomes perque si.
8. S'han introduït lletres geminades, rares i estranyes a la pronunciacio valenciana: il·lusio, col·leccio...
9. La precedencia, en algunes paraules, de la T davant de G o de M es certament habitual en els nostres classics i viva en la fonetica catalana, pero totalment morta en el valencià, que no pronuncia "metge", si no "mege", ni "sotmetre", sino "sometre".
10. La normativa catalana ha suprimit totalmen la Y consonant i la CH. Les dos son correntissimes en el valencià classic i completament necessaies per a una correcta transcripcio fonetica de moltes paraules: Yo, proYecte, Chiquet, Chop... Esta aversio a la Y i a la CH no ha respectat ni tan sols les antiquissimes grafies de noms propis i toponimics valencians (Orcheta, La Vila Joyosa).
11. Les antigues terminacions -EIX, -EIXEN, de verbs en -IR han derivat inequivocament en el valencià a -IX, -IXEN. Diguem exigix, aclarix, presidixen... i no, com en catala, exigeix, aclareix, presideixen...
12. Les terminacions verbals de l'imperfecte de subjuntiu, que en castella mantenen la doble forma en -RA i en -SE, en el valencià parlat han derivat a una preferencia i domini clar de la R sobre la S. No aixi en catala. D'hai la preferencia exclusiva que els catalanistes valencians tenen per la S: diguès, vinguessen... en lloc de diguera, vingueren...
13. Es tipic del valencià, practiament des dels mateixos origens, i comu en tots els nostres classics, la terminacio en -EA de certes paraules abstractes: pobrea, riquea, bellea. A penes trobarem un catalaniste valencià que no diga sempre pobresa, riquesa, bellesa, sencillament perque aixina es diu en catala.
14. En alguns adjectius, generalment referents a professions, els valencians distinguim en el singular el masculi del femeni, i aixina diguem l'artiste i l'artista, el periodiste i la periodista, el protagoniste i la protagonista, l'oficiniste i l'oficinista. Per aixo diguem tambe Batiste i no Batista. Els catalans, en canvi, nomes tenen una forma unica en -A i, curiosament, aixo no ho consideren un castellanisme. La realitat es que en la pronunciacio barcelonina no fan diferencia entre la -E i la -A final d'estes parules, que pronuncien sempre -A. Obviament, els "normalitzadors" de la nostra llengua solament admeten com a forma "correcta" l'acabada en -A; l'artista, el periodista, etc.
15. Siga per afinitat en el castella, siga per natural evolucio a millor del llenguage parlat, els valencians fem precedir de la preposicio A tot objecte directe personal o personalisat, cosa que encara que trobem ya en els mateixos Furs, no es lo més corrent en els classics i, per supost, no existix en el catala: ells diuen "Pujol vol veure Aznar", "estimem els homes", etc. Ya que el nostre poble s'inclina espontaneament per l'us de la A i eixe us resulta en no poques ocasions molt clarificador, no hi ha cap rao per a suprimir-lo.
16. El catala oficial (barceloni) ha perdut l'articul neutre LO, que es remonta en el valencià als documents mes antics i seguix viu en el parlar, sobre tot per a acompanyar adjectius sustantivats i el relatiu QUE: lo bo, lo facil, lo correcte, lo que dius, lo que fas. Tornem al cas ben curios de que allo que en catala es una carencia i una riquea expressiva per al valencià, es vol fer desapareixer.
17. Els valencians usem correntment les formes NOS i MOS, esta ultima molt viva en amples zones valencianes. Per als catalanistes l'unica forma "correcta" es ENS, poc usada per la majoria de valenciaparlants.
Igualment usem VOS, molt classic. Pero els nous "normalitzadors" preferiran sempre la forma catalana i antiquada US.
Si anem a mirar, en estos desset casos que hem expost, el perqué els catalanistes consideren mes "correctes", o "cultes", o "convenients", o "recomanables" unes formes o "variants" sobre unes atres, la rao ultima, inequivoca, unica, es perque eixes son les propies del catala. Si ademes poden trobar una referencia, encara que siga unica, ad algun classic, o aplicar alguna consideracio filologica, o mencionar algun lloc, bo. Pero lo que mai han tingut, tenen ni tindran en consideracio es el llenguage viu del poble valencià. Aixo per lo vist no es cientific.
Apart dels casos que hem expost, i que no son tots, els partidaris de la "normalitzacio", o siga, de la catalanisacio del valencià, han començat a utilisar abusivament una serie de paraules i girs tipicament catalans, rars o inexistents en el valencià parlat: malgrat, aviat, desenvolupament, no...pas, però, etc.
Hi ha ademes un fum de paraules que l'immensa majoria dels catalanistes valencians preferixen sempre en la "variant" catalana i mai en la valenciana. Al vol en direm un parell de dotzenes:
Medi per mig, esport per deport, trucar per tocar, petit per menut, sortir per eixir, agafar per agarrar, culte per cult, divorci per divorç, dues per dos, venir per vindre, claveguera per albello, veure per vore, jeure per gitar-se, aixecar per alçar, servei per servici, fons per fondo, mitjans per mijos, lluny per llunt, dintre per dins, ensenyament per ensenyança, cursa per carrera, avui per hui, escuma per bromera.
La llista es faria inacabable. Lo pijor no es un us indistint, sino una preferencia sistematica i servil, una sustitucio metodica, un arraconament de tot lo propi valencià en benefici SEMPRE de les formes catalanes. Aixo es té com un signe de cultura i de ben parlar. Per ad estos progres del papanatisme llingüistic i nous rics culturals abans ho era el castella. Ara es el catala.

CONCLUSIO

Es vol conseguir "l'unitat" per reduccio pura i simple al catala, i borrar del mapa inclus el nom i el recòrt del valencià. Esta extorsio i desnaturalisacio de la llengua viva, acompanyada del despull del nostre patrimoni historic i cultural, que es l'arrel de la nostra personalitat, es lo que els valencians no podem admetre, no admetrem mai.

ANALISIS DE LA LLEGENDA DE LES DONZELLES DE LLEIDA


Autor: Desconocido

o La llegenda: La versió més antiga d'esta llegenda la trobem en l'obra del català Pere Tomich composta en la segona mitat del sigle XV, en la que en referència a Jaume I exposa: “e en poc temps pres la ciutat de Valencia e la mes part del Regne; e feu poblar la ciutat, de mil dones e fadrines que lo rey feu venir de Leyda e de Urgell, e a totes dona marit dins la ciutat; e apres tot aço lo dit rey feu fer furs e leys ab que la ciutat e lo regne fossen regits”.
o Posteriorment Beuter en 1538 la modifica y pasa a Escolano, quedant el número en tres-centes y diversificant l'origen d'elles.
Els autors posteriors generalment tornen a fixar l'origen de totes les donzelles en Lleida, lo qual és lògic si tenim en conte que els números donats per Escolano no tenen fundament. Per posar un exemple, Escolano diu que el municipi de Sarroca aporte 34 donzelles (casaderes y en edat de procrear), quan està provat que ya en 1585 la seua població no havia de passar de 150 habitants.
o La població de Lleida en el sigle XIII: El geògraf Idrisi en el sigle XII la definix com “ciutat mitjana” en comparació en atres que considera grans.
o En 1585 Cock va fer una descripció molt àmplia de Lleida, atribuintli 1.500 veïns. Lo que suposaria uns 7.500 habitants.
Ademés Ubieto per mitjà d'un detallat estudi fixa els límits que per llavors tindria Lleida, arribant a la conclusió que en el millor dels casos Lleida tindria una població d'uns 4.000 habitants, lo qual és coherent en les estimacions de Cock.
Número de dones disponibles: Una vegá obtinguda la població de Lleida en el moment de la Conquista de València per Jaume I, és necessari obtindre el número de dones que estarien en disposició de ser portades. Per a això Ubieto procedix de la manera següent:
o Presenta una piràmide poblacional, que lògicament no és la de Lleida d'aquella època, pero que servix de referència.
Prenent una població de 4.000 habitants, obtenim que hi hauria en Lleida unes 440 dones entre 15 y 25 anys y uns 430 hòmens.
Conclusió: Fem la combinació que fem, inclús en el cas més extrem, és impossible acceptar que en 1238 hi haguera en Lleida ni mig centenar de dones fadrines disposades a traslladarse a València per a contraure matrimoni.
En tot açò, queda demostrat que aquells que utilisen esta llegenda com base per a argumentar un origen català a Valéncia y a l'idioma valencià, ho fan per dos raons possibles: ignorància supina o tendenciosa manipulació.